Convocatória aos PUEBLOS de NUESTRA AMERICA

viernes, 3 de octubre de 2014

Si nos asesinan un hijo, es porque hay Revolución

Con profunda tristeza, con rabia y dolor hemos recibido la noticia del asesinato de uno de los más jóvenes líderes de la Revolución Bolivariana; junto a su pueblo, junto a los pueblos latinoamericanos, pedimos justicia y el cese de estos actos de barbarie:
 
Si nos asesinan un hijo, es porque hay Revolución
Por Raúl Bracho, @hombrenuevo

Una macabra arremetida, puñaladas despiadadas rompiendo las venas a un hijo de Chávez y de la patria nueva, la muerte sesgando el latir de un corazón joven comprometido con la gesta chavista no es otro signo distinto, es claro, aquí no hay pactos ni reformismos, hay revolución.

Nos quedamos sin aliento al saber la mala nueva, el poder sanguinario y terrorista clavó su puñal en el corazón de un hermoso joven,  que con decisión y valentía fue siempre ejemplo de lucha incansable, de verbo infinito lleno de sueños, de coraje y de entrega a la promesa que le hicimos a Chávez.

Conocí a Robert en un barrio frente al 23 de Enero, aun sin haberse graduado, estudiante de escasos 20 años que me emocionó al escucharlo hablar a su pueblo, estreché su mano y conversamos, juntos hablábamos con los vecinos y con su metralleta de palabras los encendía para ir a votar por las elecciones del siguiente domingo, luego no lo vi más sino en televisión, cuando el mismo Chávez lo bautizó como representante de la generación nacida bajo su furia de combate y transformación. Lo vi llegar a la Asamblea como diputado, lo vi siempre como todas y todos, con su incontenible carga de furia, de enfrenta, de combatividad. 

Robert, quedó en mi espíritu como la imagen du un hijo parido en esta lucha, como hijo mío y de Chávez, como hijo del fragor de nuestra patria sublevada.

Hoy nos han matado un hijo. Un dolor gigante se agolpa de nuevo en nuestros corazones.

Quiere decir que vamos bien, que hay revolución. Quiere decir que Nicolás hace lo aprendió a hacer, el legado de Chávez es atacado a puñaladas porque se cumple con la precisión histórica con la que lo dejó escrito nuestro líder gigante.

Desde el silencio en el pulso, desde la indignación más profunda, desde la rabia contenida, desde el asombro, desde el rojo de su sangre que encharca este día con la injusticia y el odio del imperio al que nos oponemos, solo se puede decir entre respiros, ¡Vamos bien Robert, tu muerte nos señala la obligatoria militancia en la lealtad a Chávez!

Tu lealtad a Chávez y a Nicolás obliga

Enviado por su autor
Foto AVN pueblo venezolano despide a su diputado

 Informaciones relacionadas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario