Convocatória aos PUEBLOS de NUESTRA AMERICA

domingo, 31 de marzo de 2013

“Descolonización de las conciencias y defensa del patrimonio histórico y cultural”

Por  Winston Orrillo, Perú

Ponencia presentada en el X Encuentro de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales convocado por la Red  “En defensa de la humanidad”, en Caracas
Grupo 5: “Contribuir a la preservación de la vida en el planeta y a la salvación de la especie humana”


Con el pretexto de la globalización, el mundo viene sufriendo un acelerado proceso de colonización de las conciencias, lo que implica, a su vez, el atropello de los valiosos patrimonios históricos y culturales de las diferentes naciones y regiones de un mundo que, precisamente, centraba su valor en su diversidad, en su rica, ubérrima, variación de identidades.

Hoy, precisamente, el proceso de la identidad –nacional y cultural- sufre un acelerado deterioro, y se homogeniza al orbe, convirtiéndolo en algo indiferenciado y sometido al modelo manipulador de la metrópoli, generalmente deshumanizada o caricaturesca.

El mundo de los desvalores se impone, porque es el que medra en el epicentro de este orbe mal llamado globalizado, y que, en realidad, es encanallado y ahíto de un sinsentido que se aprecia en su música, literatura y, en general, en todas las artes que rinden pleitesía a un mercado, que tiende a ridiculizar y barbarizar a la criatura humana.

Se imita al colonizador, se refocila esta caricatura de mundo que nos impone el terrorismo mediático, y, al final, el sabor de la nada es el que, como un aura mefítica, está presente en el orbe entero.

Nuestros pueblos originales tienen valiosos paramentos culturales que, poco a poco, se han ido dejando de lado –y esto no es casual, por cierto- para, en sustitución, insertarnos el espejo de la nadería y del culto necrófilo, presente en muchas de las llamadas manifestaciones de lo que hoy se ha dado en llamar la cultura de la globalización.

El problema fundamental es que la conciencia –o conciencias- del orbe  se hallan sometidas al universo de los desvalores y de la nadería que, en el fondo –y en la forma- derivan hacia la ridiculización de algo que, siendo fundamental –la conciencia y la defensa del patrimonio histórico y cultural- se ha convertido en un verdadero hazmerreir que sirve, de perillas, como elemento bufonesco, en este mundo en el que “Poderoso Caballero, Don Dinero” tiene, como un Señor de Horca y Cuchillo, el control de todos los mecanismos de acceso a las mayorías que, de este modo, son víctimas de una descarada manipulación, que las convierte en meras comparsas de un mundo en el que medran el descaro y los anti valores.

La cultura de la impunidad y de la ambición desmedida, el reino de arquetipos mefíticos, son la vida cotidiana en la civilización de un capitalismo no solo genocida sino autofágico y que, de este modo, está coadyuvando a la destrucción de la especie humana.

Por ello, el llamar la atención sobre lo anterior, deviene no en un elemento adicional o aleatorio, sino en una necesidad urgente y que tiene que ver con el destino de todos nosotros, incluidos ellos mismos, a los que, al parecer, no les importa deslizarse al filo de la navaja, al borde de un abismo que concluirá, definitivamente, por engullirnos a todos.

De este modo, descolonizar conciencias y defender los agredidos, minimizados y preteridos patrimonios históricos y culturales, se convierte en una tarea perentoria, que se alinea en la vanguardia de la preservación de la vida en el planeta y como un elemento decisivo en la salvación  de la especie humana.
¡Basta ya, pues, de considerar   a la cultura y a la herencia histórica y original de nuestros pueblos y regiones, como un elemento de miriñaque o de simple decorado en la existencia de nuestras naciones, en el desarrollo de nuestros, urgentes, nuevos modelos societales.

Luchar por una cultura descolonizada y por la preservación de nuestros ubérrimos y originales patrimonios históricos y culturales, deviene en una tarea impostergable: lucha, es cierto, que reedita la bíblica de David contra Goliat, pues nuestros pueblos –muchos de ellos sometidos a un capitalismo salvaje y depredador por antonomasia- deben levantar la cerviz y, en la punta de sus arietes, deben  saber que luchar por la real independencia nacional es, asimismo, combatir no solo por la soberanía alimentaria y patriótica, sino, igualmente, demandar una autonomía en el campo de lo cognitivo y comunicacional, que implique una nueva democracia, un fortalecimiento de la conciencia de los actores humanos -trabajadores y trabajadoras- como sujetos activos del proceso de transformación e integración democrática, todo lo cual, en definitiva, tenderá a la edificación de una nueva estructura hegemónica cultural y de unos valores renovados, que hundan sus raíces en los veneros de nuestros pueblos que, de este modo, serán protagonistas y no comparsas en un orbe que será socialista o no será, todo lo cual será el resultado de esta lucha interminable, incoercible, que liderara el Comandante Bolivariano Hugo Chávez Frías, y que, por supuesto, continúa hasta lograr, como dice la Segunda Declaración de La Habana, nuestra Segunda y Definitiva Independencia.

La Calera, Lima, marzo 23 de 2013

Carta al Chávez eterno

Un gran amigo venezolano, el querido Andrés Rodríguez, nos hace llegar estas letras que desde lo más hondo de su corazón, su señora suegra escribió en su:

Carta al Chávez eterno

Nunca te tuve tan cerca comandante. Jamás hubiese imaginado que te vería en esta circunstancia tan aciaga. Hoy 10 de marzo del año 2013 después de hacer el segundo intento por verte y tras avanzar 3 kilómetros de cola sin cansancio y sin fatiga, logré mi objetivo. Una vez frente a ti, sentí esa energía magnética y magnánima que irradiaba tu presencia.

Miré tus parpados hinchados como si los ojos quisieran salir para seguir mirando a tus niños, tus viejitos, tus mujeres; toda la Patria por la cual consagraste tu vida con infinito amor.

Te vi allí en reposo como quizá sé que nunca quisiste estar; porque eras incansable y amabas la vida.

Evocando mis recuerdos me doy cuenta que fuiste entrando de a poquito en mi mente y en mi corazón y no saldrás de allí. Esto se multiplica en los miles y millones de compatriotas  que al igual que yo te amaron, te aman y te amaran con frenesí porque has trascendido y ahora serás  “Chávez el Inmortal”.

Agradezco a Dios nuestro Padre; por habernos bendecido dándole a Venezuela, Latinoamérica y al mundo la oportunidad de conocerte y de que te sembraras por tu entrega franca, sencilla, firme en la lucha por la igualdad, paz, libertad y justicia social. También a él agradezco  porque hizo al comandante un hombre humilde, sabio y pleno de bondad. Desde el sitio donde éste ha perdonado a quienes le adversaron e hicieron penosos sus últimos días con tanto rencor y deseos malsanos que no mereció. Ojalá más temprano que tarde y antes del ocaso de sus vidas, nuestro Señor les permita arrepentirse y les perdone.

Arañero de Sabaneta de Barinas, cambiaste la historia, creaste conciencia dejando un legado que no se perderá. En el día a día te veremos en cada Misión: en el corazón de cada niño atendido en el cardiológico infantil, en los Barrio adentro, Mercales, Pensionados, Viviendas dignas, Metro cables, Niños felices con sus canaimitas, Estudiantes con universidades, transporte y residencias gratis, Vehículos fabricados en el país, Simoncitos, Comedores, fortalecimiento del sector eléctrico, Sendos puentes del estado Bolívar, Eliminación de la tercerización de los obreros, Farmacias populares, Medicinas gratis del Seguro social, Campesinos con tierras adjudicadas, Red de ferrocarriles a lo largo y ancho del país, Apoyo al deporte, Unión de Latinoamérica: Alba-Mercosur- Unasur- Celac, Justicia e inclusión a los hermanos indígenas, Lanzamiento de dos satélites, etc., etc…

¡Comandante! Extrañaré cada domingo tu “Aló Presidente” al que acostumbraste a tu pueblo durante más de 1.654 horas transmitidas.

El llamado del Señor a su presencia trajo consigo la solidaridad del mundo entero, movilizando durante 10 días con sus noches ríos de gente que creen que están viviendo un sueño y que al igual que yo quisiera despertar  y sentir que solo fue eso: un sueño!

Hugo, Hugo! ¡Nos la hiciste!. Rompiste el protocolo de la vida. Suenan y seguirán sonando  las dianas para tu “Gloria” y como tu dijiste sabiamente: “Al atardecer nos juzgaran por el Amor”

Hasta la Victoria Siempre Camarada-Compañero. Gracias por existir. Gracias por diseñarnos la Patria. El futuro nos pertenece.                                      

TE  AMA….

Prof. Yeltza de González

FOTO Archivo, AVN

jueves, 28 de marzo de 2013

Chávez en defensa de la humanidad: Documento Final del Encuentro en Caracas

Chávez en defensa de la humanidad
Por Lillian Alvarez   

“…organizar una red de pensadores y de pensamientos que vayan conformando una fuerza crítica, creadora, transformadora, que levanten las antorchas que iluminen el nuevo tipo de pensamiento que requiere la humanidad”.
Hugo Chávez Frías (Discurso en la apertura del Encuentro de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, Caracas, diciembre de 2004)
En mayo del año 2003, el sociólogo y politólogo mexicano Pablo González Casanova y otros intelectuales mexicanos de vanguardia, promovieron la creación de la red de intelectuales, artistas y luchadores sociales “En Defensa de la Humanidad”.

Era un momento de enorme peligro: George W. Bush había anunciado en West Point que los Estados Unidos debían estar preparados para invadir en una guerra relámpago “sesenta o más oscuros rincones del planeta”, y las tropas de ocupación estadounidenses avanzaban triunfalmente en Bagdad en busca de las “armas de destrucción masiva” que nunca aparecieron. En Miami los grupos extremistas repetían una consigna: “Irak ahora, Cuba después”.

Había que  influir en la opinión pública internacional y contrarrestar en alguna medida el nefasto papel de los medios de comunicación al servicio de un imperio cada vez más agresivo. En octubre de 2003, en México, se organizó el primer evento. Luego, en España, en Oviedo, Gijón y Avilés, tuvo lugar el seminario "La Humanidad Frente al Imperialismo", y sus participantes se adhirieron a las declaraciones resultantes de la cita mexicana. Ambos encuentros tuvieron como inspiración histórica el Congreso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura, celebrado en Valencia, Madrid y Barcelona, en 1937, en plena Guerra Civil española.

En Caracas, en diciembre de 2004, la red alcanzó la mayoría de edad. Convocados por la Revolución Bolivariana, se reunieron en esta ciudad, provenientes de cincuenta y dos países, más de cuatrocientos representantes del pensamiento anti hegemónico y de la cultura de la resistencia antiimperialista y anticolonial. Se logró elaborar un programa muy completo en 10 mesas de trabajo que derivaron en otros tantos ejes temáticos para la labor futura de la Red. Y resultó decisivo el intercambio con el presidente Chávez.

Algunos participantes llegaron a Caracas con ciertas reservas ante aquel nuevo líder. Les preocupaba su condición de militar y el hecho de que no provenía de ninguna fuerza progresista reconocida. Muy pronto descubrieron en Chávez a un hombre de inteligencia excepcional, abierto,  espontáneo, directo, ajeno a todo formalismo, hecho para el debate, el análisis, la discusión, con un dominio muy notable de la historia de su patria, del continente y del mundo y un cúmulo de lecturas que incluía, sin exclusión, sin ningún tipo de dogmatismo, todo el pensamiento de la izquierda. También pudieron visitar los cerros, ver de manera directa la obra que venía haciendo el proceso bolivariano con la población más pobre y marginada y comprobar que aquel líder hacía lo que decía.

De este modo, aquella idea de González Casanova y otros amigos de México, respaldada decisivamente por Fidel desde sus orígenes, encontró en Chávez un impulsor extraordinario. Fue memorable su convocatoria a pasar a la ofensiva:

“No hace falta ser militar para saber que la mejor defensa es el ataque. Por eso, la humanidad debe pasar a la ofensiva. Pero toda ofensiva requiere un plan, una estrategia, unos actores coordinados, estructurados, conscientes. Y también se requiere saber hacia dónde va la ofensiva, quién es el oponente principal o los oponentes principales”.

Y así quedó expresado en la Declaración Final de Caracas:

“Es necesario pasar a la ofensiva con acciones concretas. La primera de ellas, decidida en este Encuentro, consiste en crear una red de redes de información, acción artística, cultural, solidaridad, coordinación y movilización que vincule a intelectuales y artistas con los Foros Sociales y las luchas populares, y garantice la continuidad de estos esfuerzos y su articulación en un movimiento internacional “En defensa de la humanidad”.

Y más adelante la Declaración concluye:

“La realidad venezolana demuestra que la movilización popular es capaz de conquistar y mantener el poder para el pueblo y promover y defender grandes transformaciones en su beneficio. Nuestra gratitud al gobierno bolivariano, al pueblo de Venezuela y a su presidente, Hugo Chávez, por su compromiso con el futuro de este movimiento internacional”.

Ahora, cuando la obra de Chávez se ha hecho mayor y más visible, cuando su estatura como líder mundial es indiscutible, tenemos ante nosotros el Plan de la Patria para la Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019, un documento programático admirable por su alcance e  integralidad.

En el Plan de la Patria se nos revela, como mismo diría él, esa “fuerza crítica, creadora, transformadora”, del “nuevo tipo de pensamiento que requiere la humanidad”.

En esta ocasión queremos proponer un cotejo entre los ejes temáticos de la red En Defensa de la Humanidad, y los principales objetivos del Plan de la Patria. Es  fácil advertir una gran coherencia y una visión común

Eje temático número 1: “En defensa de nuestro planeta”

El Objetivo V del Plan de la Patria se plantea: “Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana”. En éste encontramos varias directrices que van a la raíz misma de la crisis medioambiental y enfocan integralmente sus soluciones: el socialismo como única opción frente al modelo capitalista depredador e insostenible; la necesidad de una  nueva ética socio-productiva que transforme los patrones de producción y consumo; la lucha contra la mercantilización de la naturaleza; el impulso de una visión propia desde el Sur respecto a los temas medioambientales, en los que se han desarrollado  también  nuevos mecanismos de dominación y dependencia.

Eje temático número 2: “En defensa de la Integración de los Pueblos”.

En este aspecto, tema central del ideal de Bolívar y del presidente Chávez, se plantea el Objetivo histórico IV que se propone “Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo un mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria”; y otras directrices concretas para el trabajo futuro: El fortalecimiento de acuerdos en el marco de PetroCaribe, del ALBA  y su Zona Económica,  del Sistema Unitario de Compensación Regional (SUCRE) y del Banco del Alba; la consolidación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la necesidad de reimpulsar foros de unión inter regionales Sur – Sur, y de  fomentar convenios interculturales de integración.

Con respecto al eje temático 3, “En defensa de una Economía Emancipadora”, encontramos un Objetivo histórico, el número II,  “Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar la “mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad”, para nuestro pueblo”. Este aspecto está también desarrollado en las directrices que plantean, en lo nacional, insertar nuevos esquemas productivos y una cultura económica asociados a relaciones de producción e intercambio complementarias y solidarias,  inclusivas,  y,  en lo internacional, la reducción, a niveles que no comprometan la Independencia Nacional, de todo tipo de relaciones ya sean económicas, tecnológicas o financieras con los centros imperiales de dominación.

Sobre el eje temático 4, “En defensa de la Soberanía y la Legalidad Internacional”, aparecen expresiones concretas. La más importante, expresada en el Objetivo Histórico I: “Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: La Independencia Nacional”. Luego, otros más específicos: preservar y consolidar la soberanía sobre los recursos naturales estratégicos y sobre  el manejo del ingreso nacional; lograr la soberanía alimentaria; fortalecer el poder defensivo nacional para proteger la Independencia. En lo internacional, se destaca el empeño por desmontar el sistema neocolonial de dominación -ejercido a través de tratados multilaterales e instituciones que limitan la soberanía de los países- y la necesidad de establecer alianzas para neutralizar las acciones del poder hegemónico en los organismos internacionales.

Con respecto al eje 5 “En defensa de la Unidad en la Diversidad y la Cultura”, se definen varias directrices esenciales: “Potenciar las expresiones culturales de Venezuela y de Nuestra América en toda su heterogeneidad y diversidad étnica, basándose en el respeto y en la integración a la vida nacional de las minorías y pueblos originarios”. También se propone contrarrestar la producción y valorización de elementos culturales y relatos históricos dominantes y promover su recepción critica y desarrollar la educación intercultural bilingüe.

Muy relacionadas con el eje 6 “En defensa de la Participación Popular” están los objetivos siguientes, dedicados a promover la participación de todos y todas sin distinción, en todas las esferas de la vida social: consolidar el protagonismo popular en las manifestaciones culturales y deportivas; promover la activa participación política de mujeres, jóvenes,  obreros, campesinos, pueblos indígenas, afrodescendientes y grupos sexodiversos y luchar contra toda forma de discriminación.

A propósito del eje temático 7 “En defensa de la Veracidad y la Pluralidad informativa”, es importante recordar que, a partir del debate de estos temas en la Red EDH, el presidente Chávez decidió impulsar el proyecto de Telesur. El Plan de la Patria se propone: “Garantizar el derecho al acceso y libre ejercicio de la información y la comunicación veraz; fortalecer el uso responsable y crítico de los medios como instrumento para la transición al socialismo; fortalecer la soberanía comunicacional; consolidar la regulación social de los medios; actualizar y desarrollar las plataformas tecnológicas; impulsar el nuevo orden comunicacional latinoamericano y caribeño y de todo el Sur para asegurar una información veraz sin el filtro deformador de las grandes empresas imperialistas; expandir la señal de la Radio del Sur; fomentar las redes de cadenas informativas alternativas y comunitarias en la región, así como el uso de las redes sociales”.

En cuanto al eje 8 “En defensa del Conocimiento para todos”, el Plan de la Patria se propone: “Aprovechar las potencialidades y capacidades nacionales; impulsar la generación de un conocimiento científico, tecnológico e innovador que responda a problemas del sector productivo nacional y las necesidades del pueblo; fortalecer y profundizar la Soberanía Tecnológica; consolidar el derecho constitucional a la educación universitaria para todas y todos; consolidar la capacidad soberana e independencia científica y tecnológica para garantizar la disponibilidad del talento humano y los recursos científico-técnicos e insumos para la salud de la población; así como utilizar óptimamente las bibliotecas públicas y escolares para la difusión de la cultura.

El eje 9, “En defensa de la Paz” tiene también un importante reflejo en el Objetivo Histórico IV: “Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo un mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria”. Aparecen además otras directrices concretas para el trabajo futuro: promover la resolución armoniosa y cooperativa de las delimitaciones pendientes, entendiendo la estabilización de las fronteras como elemento de unidad y de paz; impulsar la diplomacia de los pueblos y la participación de los movimientos populares en la construcción de un mundo pluripolar y en equilibrio; mantener vigilancia sobre la agenda del Consejo de Seguridad para evitar la incorporación de los temas ambientales y humanos como temas de “seguridad internacional”;y, en lo interno, la Venezuela bolivariana se plantea promover la justicia de paz comunal como herramienta para respaldar la convivencia pacífica y favorecer la práctica de la solidaridad y el amor.

En cuanto al eje 10 “En defensa de la Memoria”, aparecen las siguientes líneas: “Impulsar la producción de críticas a las formas culturales y a las reconstrucciones históricas dominantes y de textos escolares que formen en esta visión a las nuevas generaciones; promover y registrar la memoria histórica de grupos sociales y étnicos subalternos; formar expertos populares en la salvaguardia del patrimonio cultural popular y de la memoria histórica; entregar a bibliotecas públicas y escolares materiales sobre la historia de los grupos subalternos, la memoria histórica popular, las culturas regionales y étnicas de Venezuela.

A modo de conclusión podemos afirmar que el Plan de la Patria constituye la aplicación a un programa nacional –aunque trascendente-  de los principios abrazados por la Red En defensa de la humanidad desde sus orígenes.

Llama la atención el profundo carácter independentista, pues todos los objetivos de  de una u otra forma están orientados  a  consolidar una nación soberana, que no dependa en ningún sentido de los países poderosos y de  los  mecanismos internacionales de dominación.

También es destacable su ímpetu descolonizador, tanto en lo nacional, al reivindicar a la mujer y al hombre sencillos en toda su dignidad, como en lo internacional, al apartarse  de instituciones e instrumentos normativos  internacionales de corte colonial y  al denunciar asimismo las maniobras de manipulación contra los países del Sur. Esta vocación descolonizadora se expresa especialmente al proponerse  subsanar las exclusiones discriminatorias y dar un protagonismo nunca dado a las expresiones de la cultura popular.

Es de gran significación el hecho de que dentro del objetivo V, que aborda  la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana, se aborden los aspectos relacionados con la cultura como parte inseparable del ser humano y la necesidad de valorizar, defender y proteger el patrimonio histórico y cultural. Muy significativo es el papel que se le otorga a la búsqueda de la hegemonía cultural, al plantearse  la construcción de alternativas y el desmontaje de los modelos culturales y relatos históricos excluyentes.

Es significativo en el contenido del Plan su carácter marcadamente incluyente, opuesto a  toda forma de discriminación, y el fomento de estrategias de resistencia y emancipación. De igual manera, hacia el exterior, es eminentemente integracionista, solidario, y rompe con toda posición de subordinación, buscando a toda costa potenciar las relaciones con países  del Sur.

Con estas coincidencias entre los ejes temáticos de la Red EDH y el Plan de la Patria, se revela una vez más la coherencia del pensamiento de Chávez, su anticolonialismo, su antiimperialismo, su sentido emancipatorio y su carácter patriótico y al mismo tiempo internacionalista. En este documento se combinan conceptos de trascendencia vital con un plan muy abarcador de acciones concretas y donde todo, lo estratégico y lo táctico, la visión ideológica y el quehacer político, se sustentan en una plataforma ética impecable. No es un plan defensivo: todo lo contrario. Aquel llamado que Chávez hizo a la Red en diciembre de 2004, está en el espíritu de este documento: El Plan de la Patria pasa a la ofensiva en todos los frentes, y eso constituye una garantía para la victoria.

Fuente: Capítulo Cubano En Defensa de la Humanidad


"El legado de Chávez": Declaración Final del X Encuentro En Defensa de la Humanidad

Los participantes en el X Encuentro Internacional de intelectuales, artistas, luchadores sociales, líderes religiosos y ecuménicos En Defensa de la Humanidad reconocen y valoran en el “Plan de la Patria. Programa del Gobierno Bolivariano 2013-2019”, una propuesta innovadora para la idea y la acción revolucionaria y antiimperialista; para la lucha por la paz, por la salvación de la especie humana, por los derechos colectivos de los seres humanos y de la naturaleza.

El cambio integral que sustentó el Comandante Hugo Chávez se basa en una propuesta ética y política de igualdad y diversidades, que debemos profundizar e impulsar, hasta lograr el total desmantelamiento del patriarcado, la homofobia, el racismo y cualquier otra forma de discriminación.

El pensamiento y la acción de Hugo Chávez representan una nueva concepción ética respecto de los derechos universales de las generaciones presentes y futuras, y una recuperación de la política, de su razón amorosa, de su sentido universal, humano y bello. Chávez dotó de una nueva savia interior a la bandera de los pobres en su lucha secular por la libertad y la justicia.

El Presidente Chávez inaugura otra época histórica continental. Su ejecutoria significó un factor de equilibrio regional y de paz. Chávez realizó una obra pedagógica que transformó la relación orgánica con su pueblo, formando valores éticos y políticos que trascendieron al ámbito latinoamericano y mundial.

Chávez restituyó a los pueblos el sentido de la dignidad, nos devolvió la Patria y la identidad. La independencia, la democracia, el antiimperialismo y el socialismo se volvieron inseparables y adquirieron un sentido regional, gracias a una gestión creadora y diversa en pos de la unidad de los pueblos.

La sólida unión de los sectores revolucionarios y humanistas, y la perspectiva socialista constituyen la muralla por excelencia a la contraofensiva mundial imperialista, económica, política, mediática, que amenaza la paz mundial.

Nuestro compromiso con el legado de Chávez nos exige expandir a escala mundial nuestro movimiento orgánico, que, además de resistir, pase al contraataque de los fundamentos del neoliberalismo, expresión contemporánea del capitalismo. Debemos también profundizar el trabajo en redes, el desarrollo de herramientas comunicativas y mediáticas efectivas, los contactos sistemáticos, la concertación de acciones y el análisis constante de los procesos políticos, sociales y culturales. Tendremos que seguir bregando por el cambio espiritual y moral, por la certeza colectiva de la justeza de nuestro proyecto, pleno de sentido frente a la barbarie y la guerra. Luchar hoy contra el capitalismo es luchar por la humanidad y por la vida.

¡Chávez vive, la lucha sigue!

Caracas, 26 de marzo de 2013

Tomado de Red en Defensa Humanidad por Venezuela

miércoles, 27 de marzo de 2013

Tibisay, 14A y patria

Por Julio Escalona

Tibisay Lucena, presidenta del CNE, ha respondido firmemente a la intervención de un vocero de EEUU en las elecciones de Venezuela, quien dijo que Venezuela "merece unas elecciones abiertas, justas y transparentes" ¿Son así las elecciones de EEUU?

Son de segundo grado. No es seguro que el que obtenga más votos gane la presidencia, como ocurrió el 2000, cuando Gore, sacando más votos que Bush, fue el perdedor. Luego, es conocido el peso que en ellas tienen las corporaciones privadas.

Las elecciones venezolanas han tenido reconocimiento nacional-mundial y la oposición nunca ha demostrado que haya habido fraude, sólo escandaliza. Con fuerte apoyo mediático e intervención extrajera, el descrédito de las elecciones es su arma ¿Para retirarse de ellas? ¿Para gritar fraude ante la inevitable victoria del Presidente Maduro?

Obvian las diferencias de clase que en democracia pueden resolverse pacíficamente, sustituyéndolas por el odio de clase, tratando de aplastar a los oprimidos, saltándose el debate político, pues en verdad no creen en la democracia. Llaman a debatir como apariencia y cobertura.

Ocultan su programa, pues la experiencia demuestra que el proyecto neoliberal sólo se sostiene con recortes en los gastos de salud, educación, seguridad social… y diversas formas de violencia vinculadas a la negación de los derechos humanos, la diversidad étnica, cultural, religiosa y finalmente, la guerra.

El capital financiero, soporte de ese proyecto, impulsa la destrucción de la naturaleza y a través de la especulación en los mercados a futuro incrementa el precio de los alimentos generando hambre, destruyendo simultáneamente a la naturaleza y a la gente. Esa lógica no tiene solución.

El capital y sus políticas tienen un carácter abiertamente recesivo, pues la recesión genera desempleo y condiciones de vida miserables, intentando matar la capacidad para pensar y actuar, organizar y luchar.

La opción es desarrollar la herencia del presidente Chávez, con el programa de la Patria, la defensa de la vida, el poder del pueblo, el Estado comunal, la unidad cívico-militar, la construcción de redes populares donde converjamos muchos (como los consejos revolucionarios o populares por la patria socialista) y trabajar por el triunfo del presidente Maduro.

*Embajador permanente alterno de Venezuela ante la ONU

Fuente Aporrea

Encuentro de Intelectuales planteó defensa de la cultura y descolonización de las conciencias

La descolonización de las conciencias y la defensa del patrimonio histórico y cultural fueron algunas de las propuestas claves del X Encuentro de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales en Defensa de la Humanidad, que culminó este martes 26 en el Hotel Alba Caracas.

Este evento, en el que participaron unos 135 pensadores y activistas, tuvo como eje temático reflexionar en torno al Plan de la Patria diseñado por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías.

“Hay que defender la soberanía nacional pero también la soberanía cultural”, dijo el salvadoreño Carlos Molina, quien resumió las conclusiones de su mesa de trabajo e insistió en recuperar valores como la solidaridad y reciprocidad “enmarcados en prácticas concretas y expresándolos desde una perspectiva socialista muy clara”.

Apuntó que así como existe una geopolítica debe existir una geocultura que esté vinculada con la realidad latinoamericana. “Debe haber un proyecto geocultural que recupere la experiencia social histórica y la tradición viva de América latina y de los pueblos del sur”.

También destacó la necesidad de trabajar por la deconstrucción de las relaciones de dominación entre los seres humanos y de éstos con la naturaleza y propuso la conformación de un gran Movimiento Mundial que defienda el planeta y de la vida humana de la acción depredadora del sistema capitalista mundial.

Por su parte, la antropóloga venezolana Iraida Vargas habló sobre una nueva hegemonía cultural, la cual debe reproducirse y ampliarse a través de la educación, para crear una conciencia socialista. En este sentido, alertó que el tránsito hacia el socialismo puede trabarse “si el sistema educativo sigue estando al servicio del capitalismo que forma a trabajadores y trabajadoras dependientes”.
Dijo que la hegemonía cultural socialista “requiere trabajar una propuesta de género y el cambio de la estética mercantil que convierte a mujeres y hombre en objetos”.

Asimismo, expresó que la transformación cultural, que pasa por la recuperación práctica de la cultura y las historias originarias, debe ser una política de Estado, pero aclaró que primero se debe reconocer que la cultura socialista está en el pueblo. “El pueblo tiene la cultura socialista, la crea todos los días, está en su memoria y en sus prácticas”.

Vargas destacó que la conciencia socialista debe expresarse “como conocimiento y sensibilidad para la creación y la práctica cotidiana en las formas de organización social”.

En el documento final, los participantes del encuentro resaltaron que Chávez “restituyó a los pueblos el sentido de la dignidad, nos devolvió la patria y la identidad. La independencia, la democracia, el antiimperialismo y el socialismo se volvieron inseparables y adquirieron un sentido regional gracias a una gestión creadora y diversa en pos de la unidad de los pueblos”.

Además, propusieron solicitar, ante las instancias pertinentes, declarar el 5 de marzo como Día de la Dignidad Nacional, en homenaje al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, quien falleció en esa fecha. Además plantearon crear un reconocimiento que se otorgue ese día para las personas, organizaciones o instituciones que destaquen por sostener los valores que alzó el líder socialista.

En el Encuentro también los intelectuales se pronunciaron en pro de la Paz en Colombia, en apoyo a Bolivia en su reclamo por una salida y a favor de la libertad de los héroes cubanos presos en cárceles estadounidenses por luchar contra el terrorismo.

Fuente Sistema Bolivariano de Comunicación e Información

(COMPLETO) Décimo Encuentro de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad

Video completo de la transmisión este 25 de marzo de 2013 del décimo Encuentro de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, presidido por Nicolás Maduro y el ministro Pedro Calzadilla en el Hotel Alba Caracas.

martes, 26 de marzo de 2013

QUE TAL UMA SALVA DE PRATA PARA A GESTAPO?!

"Bandido bom é bandido morto", diz Telhada,
que já esteve envolvido em várias mortes.
O vereador tucano Paulo Telhada propôs a concessão da Salva de Prata, uma das comendas mais importantes da capital paulista, ao batalhão Tobias de Aguiar, que existe há mais de um século e, a partir dos anos de chumbo, passou a ser mais conhecido como Rota, pois suas rondas ostensivas acabaram definindo-lhe a identidade e a imagem: trata-se da unidade mais truculenta da Polícia Militar paulista.

A Rota tem sido, nas últimas décadas, acusada de um sem-número de execuções covardes de marginais já subjugados e que não estavam resistindo à prisão.

Sua chacina mais famosa motivou o jornalista Caco Barcellos a passar um pente-fino em episódios anteriores, daí concluindo que os assassinatos a sangue-frio constituíam norma (jamais uma exceção!), só não atraindo o mesmo interesse porque as vítimas eram coitadezas dos bairros pobres. Merecidamente, Rota 66 - a história da polícia que mata ganhou o Prêmio Jabuti de melhor livro-reportagem de 1993.

E foi sempre a menina dos olhos do ex-governador Paulo Maluf que, nas campanhas eleitorais, prometia "botar a Rota nas ruas" para intimidar os criminosos com a  lei do cão --ou seja, igualando-se a eles.

Quanto ao coronel da reserva Paulo Telhada, que comandou a Rota entre 2009 e 2012, é um símbolo dos excessos por ela cometidos, tanto que tinha como bordão "bandido bom é bandido morto". Sua trajetória na PM, segundo a Carta Capital (vide aqui), foi marcada "pelas mortes que acumulava em ações policiais, por transferências recordes de batalhões e até prisões por descumprimento do regulamento interno". Em 1992, p. ex., foi afastado do policiamento da Rota por desentendimentos com superiores da Polícia.

Num artigo candente (vide aqui), o justamente indignado Carlos Lungarzo põe o dedo na ferida:
"...a Rota é também um símbolo, como o é o Bope no Rio, daquele setor policial que é uma verdadeira máquina de extermínio e que serve às políticas das elites brasileiras de reduzir à sua mínima expressão aqueles setores que, exatamente nos mesmos termos que o fascismo utilizava em 1938, elas acham que não têm direito de existir.

Agora, uma homenagem à sua colaboração com a ditadura e com o extermínio de setores que pretendiam voltar à democracia, é um absurdo! É uma grave provocação!".
SUSTENTÁCULOS DE UMA DITADURA BESTIAL
 
Este é, sem dúvida, o aspecto mais importante a ser considerado: o destaque que Telhada dá, no seu projeto, à participação da Rota "no combate à guerrilha urbana que atormentava o povo paulista".

Copia na íntegra trechos do tópico A História dos boinas pretas (ver aqui), que o portal do governo paulista mantém no ar 28 anos depois de o Brasil ter saído das trevas, despachando a ditadura militar para o local a que pertence: a lixeira da História, na qual hoje não passa de sórdida lembrança, tanto quanto o nazismo alemão, o fascismo italiano, o franquismo e outras abominações.

Como Telhada andou escrevendo um livro sobre a Rota, é provável que seja ele próprio o autor das pessimamente traçadas linhas que enaltecem o terrorismo de Estado no portal do Geraldo Alckmin. Lutei contra tal ignomínia de 2008 até 2011 (vide aqui), até que, sob vara da ministra dos Direitos Humanos Maria do Rosário, o governador ordenou a retirada, pelo menos, do trecho em que a Rota parabenizava a si própria por ter ajudado as Forças Armadas a darem uma quartelada contra o governo legítimo do presidente João Goulart (vide aqui).

A tarefa ficou pela metade e o resultado aí está: novamente teremos de nos empenhar para que o direito de resistência à tirania seja tão respeitado no Brasil quanto em todo o mundo civilizado. E para que as loas ao arbítrio ditatorial recebam aqui o mesmo tratamento que recebem, p. ex., nos países europeus, onde elogiar o Holocausto é crime punível com prisão (na Suécia, aliás, político que faça propaganda do nazismo pode ser alvo imediato de impeachment, como bem lembrou o Lungarzo).

Inacreditavelmente, o projeto de Telhada foi aprovado na semana passada pela Comissão de Constituição e Justiça da Câmara Municipal; mas, precisa passar por duas outras comissões antes da votação em plenário.

Ou seja, os vereadores paulistanos ainda têm três chances para evitar um desgaste equivalente ao da Câmara Federal no episódio Feliciano.

E nós podemos esclarecê-los sobre a história recente deste país, a qual, lamentavelmente, parecem ignorar.

Aliás, há um papel a ser cumprido, neste trabalho didático, pela Comissão da Verdade e pelos defensores dos Direitos Humanos em geral. Mãos à obra, pois!

É o mínimo que a cidadania pode fazer pelos resistentes massacrados numa luta tão desigual e travada de forma tão hedionda que só mesmo desinformados ou indignos podem se orgulhar do vergonhoso  papel que nela desempenharam, de sustentáculos de uma ditadura bestial.
LEIA TAMBÉM (E AJUDE A DIVULGAR):
OS 200 MELHORES TEXTOS DO BLOGUE "NÁUFRAGO DA UTOPIA" (clique p/ abrir)

lunes, 25 de marzo de 2013

Intelectuales en Caracas por la construcción de un nuevo orden mundial

Por Rosa C. Báez, con informaciones de agencias.
Intelectuales en Caracas por la construcción de un nuevo orden mundial: Este Encuentro es una muestra de solidaridad con Venezuela
006_MA_2488_W

Se inició en el Hotel Alba Caracas, en esa Capital, el X Encuentro de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales convocado por la Red  “En defensa de la humanidad”.

El cónclave está presidido por el Presidente (E) Nicolás Maduro que, en sus palabras en la jornada inaugural, invitó a América Latina a traer sus ideas para reflexionar sobre el legado de Hugo Chávez: “Desde el continente latinoamericano se está dando un aporte para elevar el debate de proyectos. En la ideología de izquierda, en la Revolución y en todas las corrientes progresistas del mundo están las ideas del futuro", señaló Maduro.

Maduro reafirmó que el legado del líder de la Revolución bolivariana “nos enseñó en la vida diaria, nos enseñó el amor profundo por un pueblo, por la historia, la pasión por el amor, por la lucha de construir un pueblo culto". Y agradeció a los presentes el apoyo que siempre brindaron al comandante Hugo Chávez, en particular en la etapa final de su enfermedad, en momentos en que se desató una feroz guerra en su contra, una verdadera guerra psicológica armada contra su líder y su proceso revolucionario.

"En todas esas etapas, nosotros, en cada uno de ustedes y muchos hermanos de estos movimientos por la defensa de la humanidad y la paz que recorren el mundo entero, tuvimos fieles y leales amigos, porque ustedes se atrevieron a decir la verdad en defensa del comandante Chávez y de nuestro pueblo, y por eso nuestro agradecimiento", expresó.

En la apertura del evento, Pedro Calzadilla, Ministro de Cultura de Venezuela, señaló que se estudiará la vigencia del pensamiento socialista y bolivariano del presidente Chávez y su trascendencia para los pueblos del mundo y que se ha elegido este tema en virtud de la importancia de esa contribución que ha hecho la Revolución Bolivariana y que hizo el Comandante Chávez en la formulación de ideas, de principios y orientaciones científicas para la construcción del mundo alternativo al capitalismo.

En su intervención el canciller de Venezuela, Elías Jaua  resaltó: “Ahora más que nunca el comandante Hugo Chávez nos obliga a no dejar a media asta la bandera del socialismo, que enarboló alto y gigante”.

La filósofa e historiadora Carmen Bohórquez, Premio Nacional de Cultura de Venezuela y coordinadora en ese país de la Red, reconoció la participación del Capitulo Cubano de la Red en Defensa de la Humanidad en la organización de este Encuentro.

Asisten al evento más de cien intelectuales de diversos países, dentro de los que podemos señalar al Vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera; el Presidente de Radio Televisión Argentina, Tristán Bauer; la Defensora de Derechos Humanos colombiana Piedad Córdoba; la ex Canciller hondureña Patricia Rodas, la Poetisa dominicana Chiqui Vicioso; el Premio Nacional de Cultura de Perú Winston Orrillo y por el país sede, los ministros para Relaciones Exteriores, Elías Jaua; para la Cultura, Pedro Calzadilla, y para la Comunicación y la Información, Ernesto Villegas y el diputado y periodista venezolano Earle Herrera, entre otros.

La delegación de nuestra Isla está presidida por Fernando Rojas, Viceministro de Cultura de Cuba y Miguel Barnet, Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). También forman parte de ella los escritores Fernando Martínez Heredia, Omar Valiño Cedré, Luis Suárez Salazar, Katiuska Blanco Castiñeira y por el Centro Martin Luther King Jr., Joel Suárez Rodés.

El primer día del evento se debatirá en torno a los objetivos históricos del Plan de la Patria para la gestión Bolivariana Socialista 2013-2019 (defender y consolidar la independencia; continuar la construcción del socialismo del siglo XXI; convertir a Venezuela en país potencia en el marco de la gran potencia latinoamericana y caribeña; una nueva geopolítica internacional que conduzca a un mundo multicéntrico y pluripolar y contribuir a la preservación de la vida en el planeta y a la salvación de la especie humana) y al estudio, la evaluación e investigación del pensamiento y el legado histórico del Presidente Hugo Chávez. Punto de especial importancia es el papel de Venezuela en la construcción de la unidad de Nuestra América y de sus realizaciones políticas, económicas y culturales (ALBA, UNASUR, CELAC, etc.), la conformación de un nuevo orden comunicacional desde el Sur y las estrategias de resistencia y liberación de los grupos secularmente excluidos de la sociedad: mujeres, discapacitados, grupos sexodiversos, etc.

El segundo día el debate se realizará en plenario, con la participación de importantes personalidades y líderes de la Revolución Bolivariana. Las conclusiones del encuentro serán plasmadas en un documento que se presentará públicamente mañana.

Con informaciones de Cubadebate, Juventud Rebelde, la página del SIBCI y TeleSUR, entre otras.

Foto del MINCI de Venezuela

viernes, 22 de marzo de 2013

Fidel Castro y Hugo Chávez: La Agenda Latinoamericana del Futuro

Estar presentes en acontecimientos que luego, a la luz de la Historia, marcan hitos, es un privilegio que no todos alcanzan, pero los dueños de esa -llamémosle- gracia, al paso de los años y, para nuestra inmensa satisfacción, nos lo comparten como un tesoro: este es el caso de la periodista Gloria Analco, quien en 2007 escribió un artículo publicado por Libertas, que narra el primer encuentro que sostuvieron en 1994 Fidel Castro y Hugo Chávez, en el aeropuerto José Martí, en La Habana, donde se encontraba en esos momentos.  Para honrar a uno de los máximos líderes de América Latina que ha muerto, pero nos ha dejado su legado político histórico hoy lo traemos a ustedes:

Fidel Castro y Hugo Chávez: La Agenda Latinoamericana del Futuro
Por Gloria Analco


Un día 13 –cabalístico- tendría lugar un encuentro histórico. Bajo un sol implacable, que reflejaba multitud de matices de colores, descendió Hugo Chávez del avión que por primera vez lo depositaba en Cuba, en calidad de máximo dirigente del “Movimiento Bolivariano Revolucionario-200”.
Nada hubiera sido inusual de no haber sido porque Fidel Castro lo estaba recibiendo con honores de Jefe de Estado, algo que nos dejó perplejos a los representantes de la prensa extranjera acreditada en La Habana, reunidos ese luminoso día en el Aeropuerto José Martí.

Acababa de tener lugar –dos días atrás- la Primera Cumbre de las Américas, celebrada con “bombos y platillos” -del 9 al 11 de diciembre de 1994- en la ciudad de Miami, donde 34 Jefes de Estado y de Gobierno de la totalidad de los países del Continente Americano con excepción de Cuba, se habían reunido para establecer la agenda del futuro. Los mandatarios se sentían, sin excepción, algo más que presidentes. Y William Clinton, emperador.

En aquella atmósfera de Primer Mundo, con un despliegue apabullante de alta seguridad, helicópteros rondando sobre sus cabezas y una multitud impresionante de fotógrafos y camarógrafos, a los mandatarios los embargaba la sensación de ser “magnates” de la política.

Suponían que estaban asistiendo a la cumbre de sus propias vidas, sin percatarse de que detrás de ese despliegue propicio de cónclave estaba el propósito, por parte de Estados Unidos, de crear las condiciones para poner “punto final” a la Revolución Cubana, a la vez que comenzar un proceso de negociación encaminado a la creación, en 2005, de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), con su “discreto” toque de inequidad.

Apenas 4 meses atrás, en agosto de 1994, se había producido por primera vez una revuelta social en contra del régimen cubano, que derivaría en la llamada “crisis de los balseros”.

El mundo entero suponía, una vez más, que los días del régimen de Fidel Castro estaban contados, pero Estados Unidos necesitaba el consenso de América Latina para darle “la última estocada”.

El primer punto de la agenda planteada por Washington a los países del área latinoamericana y del Caribe, curiosamente era, en primer lugar, “la consolidación de la democracia”, cuando Cuba era el único país donde no se había elegido a su Presidente por medio de elecciones, sino por una vía mucho más compleja.

El segundo tema era la protección de los derechos humanos, duramente cuestionados a Cuba por parte de Estados Unidos dentro de su tradicional política de asedio contra ese país.

En un lugar posterior de la agenda estaba “el libre comercio en las Américas”, según enunciado hecho en ese orden por el Departamento de Estado norteamericano, en sus boletines con tendencia a ser más propagandísticos que informativos, referidos a la Primera Cumbre de las Américas.

En La Habana, apenas terminado el impresionante cónclave americano, Hugo y Fidel se estrecharían en un abrazo aquel 13 de diciembre de 1994, sin que los presentes nos percatáramos, en aquellos momentos, de que estaba estableciéndose un acuerdo sutil, que a fin de cuentas derivaría en que aquel solitario Presidente –el gran ausente de la Cumbre de las Américas-, conjuntamente con Hugo Chávez, terminaría por imponer, finalmente, la agenda dominante en estos momentos en el área latinoamericana y del Caribe.

En el centro del debate están los temas de un sistema de libre comercio más equitativo, y algo todavía más decisivo para el futuro de la región: el cuestionamiento, en el propio seno de las campañas electorales, sobre la viabilidad de las teorías neoliberales, lo cual ha comenzado a llevar al poder a líderes que favorecen otras vías políticas de desarrollo económico.

En la actualidad, no está en el poder ninguno de los 34 mandatarios que participaron en la Primera Cumbre de las Américas. Sus sueños de creer que estaban haciendo historia se esfumaron frente a una realidad aplastante. No supieron hacer alta política y acabaron por contribuir a hundir, económicamente, aún más a sus pueblos.

Pasado algo más de 12 años de las Primera Cumbre de las Américas, convocada por el Presidente de Estados Unidos, los propósitos de la misma son hoy “letra muerta”. Los puntos relevantes han pasado a ser historia.

Los 34 Jefes de Estado y de Gobierno de aquel entonces pactaron propiciar el desarrollo y prosperidad de sus “pueblos”, no de sus élites, a través de satisfacer las necesidades de la población, especialmente de los grupos vulnerables, incluidas las poblaciones indígenas, discapacitados, niños y ancianos.

Otro de los compromisos fue erradicar la pobreza y la discriminación con el objetivo de lograr una mayor justicia social para todos los pueblos, elevando la calidad de la educación y la salud, mejorando los salarios y las condiciones de trabajo de todos “nuestros pueblos”, y fortalecer el papel de la mujer en todos los aspectos de la vida política, social y económica como condición fundamental para reducir la pobreza y las desigualdades sociales, así como promover la democracia y el desarrollo sostenible, entre otras muchas cosas.
El resultado final ha sido que ninguna de estas tareas se concretó, sino que por lo contrario, transcurrida poco más de una década, se ahondaron aún más las desigualdades sociales, los salarios siguieron siendo muy bajos, y la calidad de la educación y los servicios de salud no fueron elevados.

Fidel Castro, en cambio, siguió la estrategia de ganar tiempo en espera de que una nueva era revolucionaria apareciera y Cuba lograra sumar adeptos a una lucha en la cual parecía andar en solitario.

Entre la Primera Cumbre de las Américas, en 1994, y la Cuarta, celebrada en Mar de Plata, Argentina, en 2005, las cosas para Cuba han cambiado notablemente y va en camino de concretar su inserción en el contexto latinoamericano.

La Cumbre de Presidentes de Mar de Plata terminó en fracaso para Estados Unidos, que no consiguió que entrara en vigor el Acuerdo de Libre Comercio para las Américas (ALCA), por la objeción del Mercosur, integrado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, que presionó para dar ese paso sólo en condiciones de equidad, aunque los aliados de Washington, entre los que se encontraba México, forzaron la discusión del tema, que no obstante quedó postergado.

En el transcurso de la última década, se generaron y fortalecieron movimientos políticos y sociales en América Latina y el Caribe, que están empujando un cambio y el abandono de las políticas neoliberales, en concordancia con los principios enarbolados por la Revolución Cubana de Fidel Castro, y más recientemente por el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Aquello que tanto temía Estados Unidos, de que el ejemplo cubano contaminara el área latinoamericana y del Caribe, se está concretando, no por la influencia cubana solamente, sino por la inequidad en el reparto de la riqueza, que es el más alto registrado en el mundo, según datos de la CEPAL.

El pensamiento hegemónico estadounidense está encontrando, por primera vez, una resistencia que rápidamente está prendiendo en varios países latinoamericanos, y que amenaza con hacerse más extensiva en los próximos años.

Hay dos fuerzas poderosas que se oponen mutuamente: una favorable al ALCA, y otra, en contracorriente, que está con el ALBA, alternativa bolivariana que plantea una integración económica latinoamericana solidaria para abandonar la esfera del dominio estadounidense. Esta última inspirada en aquel histórico encuentro en La Habana, que ha definido la diferencia entre hacer “alta política” y “politiquería barata”.

Hugo Chávez enseña a la tierra y al cielo su obra acabada


Por Wilkie Delgado Correa


“Un pueblo libre y justo es el único homenaje
propio de los que mueren por él”
José Martí

Después de [más de] diez días de su muerte y las consiguientes honras fúnebres, descansa Hugo Chávez en el Museo de la Revolución Bolivariana del Cuartel de la Montaña. La magnitud del homenaje que le ha rendido el pueblo venezolano en estos días, acompañado de otros muchos pueblos del mundo, es reflejo de la alta estima y del amor por el líder bolivariano. Y es que, según expresara José Martí, “un pueblo libre y justo es el único homenaje propio de los que mueren por él.”

Según el Maestro, “cada cual, al morir, enseña al cielo su obra acabada, su libro escrito, su arado luciente, la espiga que segó, el árbol que sembró. Son los derechos al descanso: ¡triste el que muere sin haber hecho obra!”

Hugo Chávez ha muerto relativamente joven y después de una trayectoria revolucionaria de treinta años, coronada de 14 años como gobernante. Este corto periodo tuvo, gracias a su obra a nivel nacional e internacional, tal impacto y trascendencia que, a pesar de las colosales campañas internas y externas para demonizarlo y derrotarlo, sus intenciones nobles y su obra prevalecieron y le permitieron triunfar en vida y muerte. Así se fue, invicto y, más que muerto, sembrado en el corazón de su pueblo y del mundo.

Los homenajes han rebasado a los extraordinarios ocurridos en su patria. En las Naciones Unidas (ONU), y en voz de su Secretario General y de muchos representantes de los países miembros, se enfatizó en sus aportes al desarrollo de su país y al proceso de unidad e integración en América Latina y el Caribe y se hizo un reconocimiento merecido a sus cualidades como estadista de talla mundial. Igual homenaje fue realizado en la Organización de Estados Americanos (OEA), en que se recalcaron facetas de su personalidad y se realizaron valoraciones sobre los programas solidarios impulsados generosamente por el líder bolivariano. Razones y emociones han estado presentes en estos actos de tributo póstumo.

Un análisis de su trayectoria y obra permite percatarse del multifacético legado a su pueblo y a la humanidad.

Debe señalarse, en primer término, su raíz patriótica y revolucionaria, puesta de manifiesto desde su juventud y desde su enrolamiento en las filas de las Fuerzas Armadas. El soldado y luego oficial, Hugo Chávez, se apropió del legado de Simón Bolívar y otros próceres de Venezuela y América Latina, lo rescató del olvido, la inacción y lo proyectó como sueño y realidad dentro de las filas del ejército a través del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200. Luego de insurgir en la vida política, le dio a ese legado una dimensión estratégica superior, convirtiendo a la República de Venezuela en República Bolivariana de Venezuela, lo cual entrañaba una definición de contenido revolucionario para la república surgida a partir de la aprobación de una nueva Constitución.

Un aporte político e ideológico esencial y trascendente fue el relanzamiento novedoso del socialismo del siglo XXI en América Latina y el mundo, asumiendo parejamente su fe cristiana y socialista y proyectándolas a las masas, contribuyendo así a romper con el viejo mito de que ambas eran incompatibles o dañinas. En este sentido, la fundación y construcción del Partido Socialista Unido de Venezuela fue su obra suprema junto con todas las obras sociales que inspiraran sus ideas socialistas.

Fue muy significativo y definitorio de la estatura política de Chávez, el hecho de que en el acto de juramento como presidente, en su primer mandato, rompiera con el protocolo tradicional y expresara que juraba sobre la constitución moribunda de la IV República y prometía no descansar hasta establecer una constituyente que redactara y aprobara la nueva constitución que requería la nación. Ese proyecto de Constitución, que sentó las bases de la nueva Venezuela regida por él, fue finalmente aprobado por una mayoría abrumadora del pueblo venezolano. En esa constitución, modelo por su concepción y contenido, y en las leyes que dimanaron necesariamente para darle vida, están los aportes jurídicos del presidente Chávez y del nuevo poder popular instaurado en la república. Están los sueños y la clarividencia del dirigente que pensaba en los derechos de los hombres y mujeres que eran la esencia del pueblo venezolano.

En consonancia con lo estipulado por la Carta Magna, Chávez, a través de su acción gubernamental, fue realizando la obra desarrolladora en todos los sectores y esferas del país.

Es destacable, en particular, el sistema electoral, amparado en la Constitución y sustento de la democracia participativa en Venezuela, en el que el voto de los ciudadanos en las elecciones tiene la garantía de confiabilidad, pues el sistema automatizado y la forma de verificación, le hace “el mejor del mundo”, según lo ha declarado el presidente norteamericano James Carter. Existe otro rasgo importante, que es el carácter revocable de los cargos, mediante determinados requisitos, incluyendo el de la presidencia.

Pero en un mundo en que la mayoría de las veces la llamada democracia carece de expresión real más allá de elecciones, y se clama en todas partes por inclusión social, justicia, equidad, eliminación de la discriminación y la marginación, etc., el caso de la Venezuela de Chávez constituye una referencia imprescindible por los éxitos alcanzados en estos terrenos en un breve lapso. Los diversos programas implantados bajo la denominación de Misiones hicieron realidad lo que parecía imposible.

La Misión llamada Barrio Adentro, garantizó el acceso fácil y gratuito de la atención médica primaria a millones de seres humanos. Esta atención primaria luego fue fortalecida por cientos de instituciones médicas especializadas y de alto nivel, y llegó hasta los hospitales.

Un aspecto especial en el orden médico y social lo constituye la misión Milagro, por medio de la cual millones de personas de Venezuela y otros países del mundo tuvieron acceso a tratamientos quirúrgicos e integrales de las afecciones de la vista.

También lo constituye la misión de descubrir y atender en forma integral a millones de personas minusválidas, con un estudio científico inicial.

La misión Robinson con la aplicación del método cubano Yo sí puedo se llevó a cabo para acabar con el analfabetismo, y se hizo realidad en un corto periodo la meta de declarar a Venezuela libre de ese mal social. Así que, a partir de ese primer nivel elemental, continuó la superación de millones de personas de todas las edades, incluyendo todos los niveles de educación, promovida a través de las misiones correspondientes, como las Ribas y Sucre. Como remate de este esfuerzo se crearon nuevas universidades y miles de personas se incorporaron a este nivel de enseñanza.

La misión Mercal para suministrar alimentos a la población, a precios más baratos y subsidiados, hoy beneficia a millones de personas con infraestructuras variadas para estos fines.

La misión Vivienda Venezuela está en marcha, ya con la entrega de miles de viviendas dignas para la población menos favorecida, y tiene el propósito de resolver en forma definitiva uno de los problemas más difíciles que enfrentan los países en cualquier parte del mundo.

Toda esta obra de carácter social llevada a la práctica por más de treinta Misiones, ha sido posible por el respaldo de los recursos económicos. Y aquí está presente uno de los elementos de la ecuación Chávez-Cambios, pues el rescate de las riquezas provenientes del petróleo, antes enajenada por una élite burocrática y entreguista, implicó revertirlas al pueblo venezolano. La nueva PDVSA pasó a ser realmente una entidad de Venezuela y fue puesta en función del desarrollo integral de la nación. Igual suerte tuvo el Banco Central de Venezuela. De esta manera miles de millones de dólares se destinaron a pagar una centenaria deuda social que estaba pendiente desde la independencia del país en el siglo XIX.

A nivel internacional la nueva política petrolera de Venezuela fortaleció su papel dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). La misma posteriormente se proyectó solidariamente con otros países en la forma de la Organización de PetroCaribe, y también con los países de América del Sur. Un plan especial lo constituye el suministro de petróleo, a precios preferenciales, a la población pobre de los Estados Unidos, a través de sus organizaciones comunitarias.

En el orden político internacional, Chávez se convirtió en un agente catalizador de la unión de América Latina y del Caribe. La fundación de la Alianza Bolivariana de los Pueblos (ALBA), la Unión de Naciones de América del Sur (UNASUR), de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la integración de Venezuela al MERCOSUR, la creación del Banco del Sur y de la televisora regional (TELESUR), son hitos de este amplio proceso integrador y hechura de los sueños y obra de Hugo Chávez.

Un aspecto destacado de la visión política de Chávez, además de su carácter desarrollador de su país y del resto de los países de América Latina y del Caribe, lo constituye el afianzamiento de su país a través de las relaciones con países en todos los continentes, propugnando un mundo multipolar, que permita la paz como objetivo cardinal. Las relaciones con Rusia, China y distintos países árabes, junto con las de Europa, fueron concebidas como estrategias para la creación de un mundo mejor.

Una faceta particular y esencial de la personalidad y actividad de Hugo Chávez fue su vínculo afectivo en forma directa con los hombres, mujeres y niños en que predominó la comunicación y un diálogo cariñoso permanente. Su programa televisivo semanal “Aló, Presidente” fue vehículo para irradiar luz a las conciencias y para el intercambio de ideas y emociones con el pueblo.

En conclusión, Hugo Chávez forjó una historia diferente en Venezuela, América Latina y el Caribe, y en el resto del mundo, y de ahí que quedará inscripto indeleblemente en los tiempos futuros. Por lo tanto, el recuerdo imperecedero le mantendrá vivo y triunfante porque durante su trayectoria puso en su lugar al protagonista principal que le acompañó en su protagonismo individual, es decir, el pueblo, del cual han surgido los factores que pueden decidir la continuidad de la revolución bolivariana: el partido y el polo patriótico, las organizaciones sociales diversas, las fuerzas armadas bolivarianas, el sistema político estatuido por la constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la dirección colectiva del proceso revolucionario reflejado en miles de cuadros a todos los niveles y, en especial, a nivel nacional, que deben garantizar la unidad y la victoria en el futuro.

*Médico cubano; Profesor de Mérito del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.



La bloguera cubana y el “Malvado Lobo”

Por Benjamin Willis y María Isabel Alfonso

Tomado de Counterpunch

El curioso caso de Yoani Sánchez:

La esperada llegada de Yoani Sánchez a Estados Unidos ha sido aclamada como una victoria de la oposición en Cuba y un ejemplo de cómo los ciudadanos periodistas, armados con medios sociales, pueden provocar un cambio democrático en las sociedades autoritarias. Sin embargo, al examinar detenidamente las circunstancias de su gira internacional y la diferencia de las recepciones que hasta ahora ha tenido en Estados Unidos y el resto del mundo, se generan muchas más preguntas de las que responde.

El meteórico ascenso de la “premiada” bloguera ha atraído tanta sospecha como admiración. Su blog, Generación Y, ha sido defendido por algunos miembros de la comunidad exiliada cubana y por ciertos círculos oportunistas de la academia y el periodismo debido a sus constantes críticas del gobierno cubano y su control sobre la libertad de expresión y reunión. Su discurso contencioso y dura condena de la línea oficial de Cuba es un manjar para gran parte de la comunidad de exiliados, mientras que su llamado a la libertad de expresión es una posición que los liberales pueden adoptar. Sin embargo, no toda la comunidad del exilio histórico está a favor de sus declaraciones. La facción más recalcitrante ha rechazado enérgicamente los comentarios que hizo al principio de su gira.

Una comprensión histórica de la realidad de Cuba en general, y sus relaciones actuales y pasadas con Estados Unidos en particular, ha hecho que varios intelectuales, periodistas y ciudadanos comunes cuestionen los motivos y recursos de Yoani. Casi nunca antes alguien con tan poca experiencia y producción ha ganado tantos galardones en tan poco tiempo. El hecho de que muchos de estos premios provengan de países que han adoptado activamente políticas para usurpar la soberanía de Cuba no hace más que agregar a la intriga de la legitimidad de Yoani.

El 19 de febrero, Salim Lamrani publicó en Opera Mundi “40 Preguntas a Yoani Sánchez en su Gira Mundial” y muchas de ellas son exactamente el tipo de duda que uno debe plantearse para comprender cómo Yoani pudo crear tanta presencia internacional desde un país que ella asegura repetidamente que tiene un acceso tan limitado a Internet. He aquí algunas de las preguntas planteadas por Lamrani:

   13. ¿Cómo puede su blog aceptar Paypal, un sistema de pago no disponible a ningún residente de la isla debido a sanciones económicas que afectan, entre otras cosas, el comercio electrónico?

   16. ¿Cómo puede usted registrar su dominio por medio de la compañía norteamericana GoDaddy si esto está prohibido formalmente bajo las actuales sanciones económicas?

   17. Su blog se encuentra disponible en 18 idiomas, incluyendo: inglés, francés, español, italiano, alemán, portugués, ruso, esloveno, polaco, chino, japonés, lituano, checo, búlgaro, holandés, finés, coreano y griego. Ningún otro sitio web, ni siquiera los sitios de importantes agencias internacionales, como la ONU, el Banco Mundial, el FMI, OECD o la Unión Europea ofrecen este grado de apoyo lingüístico. Ni siquiera el Departamento de Estado de EE.UU. o la CIA ofrece este grado de acceso a los no angloparlantes. ¿Quién financia las traducciones?

   18. ¿Cómo es posible que el sitio que soporta su blog ofrece un ancho de banda 60 veces mayor que el servicio de acceso a Internet que Cuba ofrece a sus usuarios?

   24. En 2011, usted publicó 400 mensajes al mes. El precio para enviar un mensaje SMS desde Cuba es de $1,25. Así que usted gastó $7 000 en un año en uso del Twitter. ¿Quién paga esto?

Cuando le preguntaron acerca de esta lista durante su visita a la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, ella bromeó que cuando estuvo en Brasil la lista había crecido a cincuenta preguntas, y que ya las había respondido todas. Sin embargo, estas preguntas no son para que Yoani simplemente las ignore, sino son preguntas retóricas que la gente pensante debe preguntar cuando ve su sitio web y los métodos de producción del “Equipo Yoani”.

Es más, la primera parada en su viaje de 80 días al estilo de Phileas Fogg produjo muchas preguntas y las respuestas de Yoani demuestran que quizás ella no estaba muy “preparada para el horario estelar”.

Al llegar a Brasil, Yoani fue saludada por la cruda realidad de que muchos ciudadanos globales no están de acuerdo con su discurso. Estudiantes brasileños de periodismo y otros ciudadanos cuestionaron su descripción de la realidad cubana; sus respuestas a tres preguntas en particular provocaron que ella casi de inmediato diera marcha atrás.

Cuando le preguntaron por el embargo de EE.UU. contra Cuba, Yoani declaró inequívocamente que era una política intervencionista y una justificación para los fracasos del gobierno cubano. Mucho más importante fue que hizo énfasis en que esta política de estrangulación económica era una “reliquia de la Guerra Fría” y debía ser abandonada tan pronto como fuera posible (“¡Ya!”). También hizo un llamado al cierre de la Base Naval de la bahía de Guantánamo. No el centro de detención que tanta infamia ha significado para Estados Unidos y ha puesto en duda nuestra noción de debido proceso, sino la base en sí, la cual es una violación de la soberanía cubana. Por último, pidió la libertad de los operativos cubanos conocidos como Los Cinco de Cuba, argumentando que el gobierno cubano ha gastado una porción innecesaria de su presupuesto para hacer campaña a favor de su liberación.

Cuando los cubanos de Miami se enfrentaron a ella, indignados por tal comentario, Yoani comenzó a dar marcha atrás diciendo que sus comentarios acerca de los Cinco de Cuba fueron “irónicos” y que ella cree que no son inocentes. Esta racionalización plantea un problema a la legitimidad de su posición.

Por ejemplo, ahora que ella ha llegado a Estados Unidos, su posición hacia el embargo y Guantánamo ha disminuido hasta una tímida generalización de que debe haber un “diálogo” acerca de estos temas. ¿Por qué está defendiendo ahora un diálogo en vez de exigir el fin de las sanciones unilaterales como hizo en Brasil? ¿Por qué no denuncia también la naturaleza intervencionista de los programas de USAID que están dirigidos específicamente al “cambio de régimen” en Cuba?

¿Por qué no se le hacen estas preguntas en Nueva York? O más exactamente, ¿por qué las instituciones y académicos no permiten que se les hagan? Los “guardianes” en la Universidad de Nueva York y en Columbia han mostrado una tendencia a hacer una selección cuidadosa de las preguntas dirigidas a Yoani. ¿Por qué está sucediendo esto en la nación supuestamente más libre de la tierra? Ha habido protestas y arranques en sus reuniones, pero no se ha permitido ningún cuestionamiento directo que la colocaría en una posición de tener que explicar sus opiniones vacilantes acerca de tales importantes temas.

Ahora ha expresado su deseo de establecer un periódico digital independiente cuando regrese a la isla. A primera vista, la idea parece laudable, algo que debía haber sucedido hace tiempo para empoderar la sociedad civil en Cuba. Pero si uno se detiene y rumia acerca de las necesidades básicas para organizar un hecho así, entonces varias preguntas más para Yoani deben agregarse a la ya larga lista.

Una persona en Nueva York levantó un letrero que decía “La prensa no es libre. Solo es barata”. Estamos en una era en la cual casi todos los “periódicos” en el planeta luchan por sobrevivir y donde es casi total la propiedad corporativa hegemónica de las ondas aéreas, páginas web y lo que queda de los medios impresos. Las pocas fuentes noticiosas independientes que quedan dependen en mucho de donaciones y suscripciones de sus seguidores y consumidores. También el financiamiento principal proviene de donaciones federales. Hasta WikiLeaks y Counterpunch dependen de donaciones. Nada de malo hay en este apoyo, pero en el caso de Cuba no existen los recursos financieros de este tipo para operar con fondos nacionales. Lo más probable es que no reciba ninguna ayuda del gobierno cubano.

Así que, en otras palabras, la idea de una fuente noticiosa independiente en Cuba, de plantilla tiene que ser financiada por una inversión extranjera. Por tanto, desde el inicio de tal proyecto, el calificador de “independiente” es cuestionable. Las donaciones son una fuente legítima de ingresos para una empresa de tal tipo, siempre y cuando no estén condicionadas.

¿Tiene tanto dinero Yoani proveniente de los premios monetarios que está recogiendo en este viaje que puede ella misma financiar tal operación? Las regulaciones del embargo de EE.UU. no permitirían un control corporativo desde EE.UU. y significaría un grave impedimento para que una corporación extranjera apoyara la publicación digital, debido a las ramificaciones extraterritoriales de la Ley Helms-Burton.

Por una de esas irónicas vueltas que da la vida, ¿tendrá ella que depender del comunismo absoluto para que tal periódico tenga éxito? ¿Trabajarán gratuitamente a tiempo completo sus empleados y asociados a fin de llevar a cabo un proyecto tan ambicioso? Solo en la Cuba comunista podría suceder esto.

El martes pasado, Yoani fue invitada a Washington D.C. para reunirse con miembros del Congreso y hablar en el Instituto Cato, donde ella reiteró nuevamente la necesidad de terminar con el embargo. Pero en vez de mencionar el evidente argumento de que el embargo es un impedimento al desarrollo de su pueblo, ella lo calificó de “excusa” y declaró en el Instituto Cato que “Me gustaría ver cómo va a funcionar el aparato oficial de propaganda sin este lobo malvado. Dudo que pudiera”.

La referencia al “lobo malvado” puede recordar al lector el hecho de que este no es el lobo de ficción en el cuento de “Ahí Viene el Lobo”, sino una peligrosa amenaza que repetidamente viene a destruir los hogares y las vidas de los tres cerditos. Eso es exactamente lo que ha hecho el embargo. Ha destruido las vidas, hogares e infraestructura de la nación cubana, mientras burlonamente declara que defiende la “democracia” y que su intención es la de “ayudar” a aquellos a quienes hace daño.

Si este razonamiento cínico es lo que hace falta para desmantelar el embargo, entonces más poder para ella. El embargo puede que sea una muleta para que el gobierno se apoye, pero también ha tenido consecuencias muy reales en la población de la Isla, y Yoani no puede asegurar ser vocera de su pueblo si no puede articular ese hecho bien evidente.

A pesar de su tibio argumento a favor de eliminar el embargo, estuvo muy complacida de haberse reunido con los mismos miembros de la Cámara de Representantes que han hecho todo lo posible porque continúe esa política, quienes a cambio estuvieron muy felices de lisonjearla. Su odio visceral por el gobierno cubano es suficiente para que ellos pasen por alto de que están en desacuerdo acerca de la “efectividad” del embargo. ¿Exigirá Yoani durante lo que queda de su viaje que Estados Unidos desmantele el embargo y deje de financiar las operaciones de cambio de régimen que ponen en peligro a ciudadanos cubanos? Mientras se encuentra en EE.UU., ¿hará un llamado al presidente Obama para que elimine a Cuba de la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo?

En abril está programada para ir a Miami, donde recibirá un homenaje por su labor. Le otorgarán una medalla y hablará en la mal llamada Torre de la Libertad. ¿Ejercerá ella su libertad de expresión para decir a la audiencia, que incluirá a los más extremistas cubanoamericanos anticastristas, que el embargo es una política intervencionista y debe ser eliminado ¡Ya!, que los Cinco de Cuba deben ser liberados y que la Base Naval de EE.UU. en Guantánamo debe cerrar y la tierra que ocupa ser devuelta a Cuba? ¿Levantará su voz en contra de la opresión histórica de diversidad de pensamiento dentro de esa misma comunidad hacia notables figuras como el recién fallecido Francisco Aruca, víctima de amenazas de bombas y otra violencia atroz y de la difamación? ¿Denunciará ella la violencia que han perpetrado las facciones violentas en el seno de la comunidad exiliada de Miami, como el sabotaje al vuelo 455 de Cubana en 1976 y otros desvergonzados actos de terrorismo que han sido vinculados a tales viles personajes como Orlando Bosch y Luis Posada Carriles? ¿Preguntará ella a Marco Rubio si hablaba en serio cuando comparó a Cuba con un zoológico?

¿Hablará a favor de un Miami que permita el pluralismo y la libertad de palabra con la misma convicción con la que lo hace en Cuba? ¿O será ella una víctima de su propia autocensura?

[I]Benjamin Willis es músico. María Isabel Alfonso, PhD., es Profesora Asociada de St. Joseph’s College en Nueva York. Forman un matrimonio que está criando a su hijo de nueve meses en Queens a base de malanga, Los Van Van y béisbol. Son miembros fundadores de CAFE, Cuban Americans for Engagement (Cubanoamericanos por el Diálogo).
Foto tomada de El Nuevo Día

Tomado de Progreso Semanal

Vea además Yoani Sánchez y el fin de La Cosa, en el Blog de Yohandry