Convocatória aos PUEBLOS de NUESTRA AMERICA

viernes, 30 de noviembre de 2012

Cuba y el día y el ahora de la medicina latinoamerican

Por Wilkie Delgado Correa*

“Unos hicieron el juramento de Hipócrates y otros hicieron el juramento de hipócritas”. 
Fidel

El 3 de diciembre se celebra el Día de la Medicina Latinoamericana en reconocimiento a Carlos J. Finlay, ilustre médico cubano nacido en esa fecha en 1833. Por su trascendente y visionario descubrimiento merece honor en las Américas y el mundo.

En el contexto epidemiológico, social, científico y cultural propio del siglo XIX, permeado por teorías confusas diversas en torno a la etiología de la fiebre amarilla, Carlos J. Finlay expuso su medular y genial trabajo en la sesión ordinaria de la Academia de Ciencias Médicas en La Habana, el domingo 14 de agosto de 1881. El título del trabajo fue El mosquito hipotéticamente considerado como agente de transmisión de la fiebre amarilla. El mismo había sido precedido por una ponencia presentada el 18 de febrero de 1881 en la Conferencia Sanitaria Internacional de Washington.

 En este trabajo Finlay postuló meridianamente su teoría: “Tres condiciones serán pues necesaria para que la fiebre amarilla se propague: 1o  Existencia de un enfermo  de fiebre amarilla, en cuyo capilares el mosquito puede clavar sus lancetas e impregnarlas de partículas virulentas, en el período adecuado de la enfermedad;   2o Prolongación de la vida del mosquito entre la picada hecha en el enfermo y la que deba reproducir la enfermedad;  3o Coincidencia de que un sujeto apto para contraer la enfermedad y que el mismo mosquito vaya a picar después”.

 Tal como afirmara Finlay a continuación, “Tal es mi teoría, señores, y en verdad ella ha venido a robustecerse singularmente con las numerosas coincidencias históricas, geográficas, etnológicas, meteorológicas que ocurren entre los datos que se refieren al mosquito y lo que tenemos  acerca de la fiebre amarilla, y también con la circunstancia de que podemos con su auxilio explicar circunstancias hasta ahora inexplicable por las teorías existente”.

 A pesar de su fundamentado estudio y su brillante y detallada exposición, su tesis tardó muchos años para ser aceptada, pues era una teoría que discrepaba esencialmente de las ideas que hasta entonces eran propagadas acerca de la fiebre amarilla. Incluso se intentó escamotear la gloria a Carlos J. Finlay, y adjudicarla ilegítimamente al médico norteamericano Walter Reed, quien recibió del sabio cubano todos los resultados, hallazgos y las fundamentaciones teórica y práctica.

 Pasaron años y fue necesario una lucha tenaz de instituciones y científicos de Cuba para que se hiciera justicia a Carlos J. Finlay, y para que la historia de la ciencia reconociera la verdadera esencia de su descubrimiento. Uno, la teoría científica del contagio de la enfermedad, y otro, la identificación del mosquito como agente de transmisión o vector de la fiebre amarilla.

 Finalmente un siglo después de su nacimiento y después de su muerte ocurrida el 14 de agosto de 1915, en 1933 le fue reivindicada y reconocida la paternidad de su aporte científico con el establecimiento el 3 de diciembre como el Día de la Medicina Latinoamericana.

 Así se inició el papel trascendente de Cuba a la medicina latinoamericana y mundial. Después del triunfo de la Revolución Cubana el aporte a la medicina en estos ámbitos geográficos ha sido más directo y práctico a través del desarrollo de un modelo de colaboración excepcional para la atención sanitaria y la formación de los recursos humanos en el sector de la salud, así como la elaboración de vacunas y medicamentos de alto impacto.

 De manera que el AHORA en América Latina y el Caribe, y también en gran parte de los países subdesarrollados del mundo, está signado por progresos en el campo de la salud de esos países en los cuales la ayuda y colaboración cubana ha sido decisiva.

 Pero todo tuvo que empezar a partir de las transformaciones ocurridas en la educación cubana en todos los niveles, en particular el universitario, pues la nueva Universidad refundada por la Revolución Cubana sería, a partir del triunfo revolucionario, una universidad de nuevo tipo, desarrolladora y trascendente. Y como dijo Fidel, “la universidad, libre ya de los problemas políticos que la embargaban, libre ya del eterno conflicto con los gobernantes, porque el sentimiento universitario público, y el sentimiento del pueblo, y el sentimiento de los gobernantes, serán en lo adelante una sola cosa, libre ya de las batallas que antes libraba, porque ya no tendrá que librarlas, porque ya no habrá injusticia, porque ya no habrá tiranía, porque ya no habrá inmoralidades, la universidad podrá invertir su extraordinario caudal de energía y entusiasmo en preparar a los hombres, en preparar a la generación de hombres capacitados que la patria necesita, porque allí donde campeaba antes la politiquería, el oportunismo y el vicio, ha de campear en el futuro la virtud y la capacidad.”

 En estos cincuenta años han surgido numerosas Universidades en Cuba y, por desarrollarse con una concepción nueva, hoy existe un país-universidad.

 Fidel Castro ha expresado: “Si se quiere salvar a la humanidad de esa autodestrucción, hay que distribuir mejor las riquezas y tecnologías disponibles en el planeta. Menos lujo y menos despilfarro en unos pocos países para que haya menos pobreza y menos hambre en gran parte de la Tierra. (…) Utilícese toda la ciencia necesaria para un desarrollo sostenido sin contaminación.” [1]

 Se ha dicho que el bienestar de las futuras generaciones dependerá de la cantidad y calidad de las reservas de recursos naturales, tanto de los no renovables como de los renovables, que sea capaces de legarles, y también dependerá, en gran medida, de cuánto se sepa hoy invertir en la formación del patrimonio humano de esas generaciones, fundamentalmente a través de la educación y la investigación.

 Más de un millón de graduados universitarios en todas las ramas ha sido el fruto de las Universidades cubanas después del triunfo de la Revolución, que han hecho un aporte extraordinario a su país, mientras que un número de cientos de miles han contribuido al desarrollo de otros muchos países en todas partes del mundo, ejerciendo una labor de cooperación solidaria en los más variados campos.

 En el campo específico de las Ciencias Médicas esto ha significado alcanzar una cosecha de futuro, construido en estos años, representada en las graduaciones de profesionales de las ciencias médicas que hoy se efectúan a lo largo del país, y que son reflejo de la lucha de Cuba, a nivel nacional e internacional, para garantizar el derecho humano a la vida, en primer término; para complementar la vida con el derecho a la salud, en forma gratuita, en segundo término; y para asegurar una calidad de vida como elemento indispensable del bienestar general de hombres, mujeres, niños, adultos y ancianos.

 En el periodo comprendido entre 1959 y el 2010 se han graduado en el país más de 108 000 médicos, de los cuales, al cierre del primer trimestre del 2011, se encontraban en plena labor 73 025.

 Y en el curso escolar que se inició en septiembre del 2012 se encuentran en las aulas 103 880 estudiantes de Ciencias Médicas –en el curso anterior la matrícula total fue de 118 914- que abarcan Medicina, Estomatología, Licenciatura en Enfermería, Psicología y Tecnología de la Salud.

 Durante los cincuenta años transcurridos después del triunfo de la Revolución, incluso desde sus primeros años, se inició la formación de profesionales de la salud extranjeros en Cuba. Pero fue a partir de la creación de la Escuela Latinoamericana de Medicina, fundada el 15 de noviembre de 1999, que este proceso se incrementó con ritmo inusitado.

 Si bien el objetivo inicial de esta institución fue la formación de Médicos Generales Básicos, orientados hacia el trabajo de la atención primaria de salud, como escenario fundamental de su actuación profesional y con una elevada preparación científica, humanista, ética y solidaria, capaces de actuar en su entorno para satisfacer las necesidades de la región latinoamericana y contribuir al desarrollo humano sostenible, la experiencia de la colaboración internacional ha extendido su misión al resto de países del mundo, incluyendo a los Estados Unidos de América, con un acento particular en jóvenes procedentes de los sectores humildes de esos países, que, a su vez, se comprometan a reciprocar estas oportunidades a las poblaciones o comunidades de los que son originarios. En la actualidad estudian miles de jóvenes de estos países, el 75% de ellos son hijos de obreros y campesinos; además de estar representadas con becarios 104 comunidades originarias de América Latina y también suman ya cerca de 15 000 los egresados de la institución.

 El papel académico de esta institución resulta acrecentada con la derivación de los estudiantes, en distintas fases de formación, al resto de las 21 Facultades de Medicina con que cuenta el país.

 Además, en el ámbito de la formación de profesionales extranjeros. tiene una significación especial la Escuela Caribeña de Medicina de Santiago de Cuba, dedicada a estudiantes de países de habla anglófona, que acogiera inicialmente a estudiantes procedentes de Haití.

 Adicionalmente a este aporte de Cuba en la formación de personal de la salud para la América Latina y el resto del mundo, dentro del país, y la que llevan a cabo cientos de profesores universitarios dedicados a la docencia médica fuera del país, cabe recalcar la contribución que realiza a través de la colaboración que ofrecen miles de médicos, estomatólogos, enfermeros y tecnólogos de la salud cubanos en la atención médica gratuita a las poblaciones pobres.

 En América Latina, la más desigual de las regiones del mundo en lo que respecta a la distribución de las riquezas, se ha avanzado mucho en lo que se refiere a la inclusión social, el acceso a los servicios de salud y la formación de los recursos humanos, partiendo del ejemplo y modelo cubano y su contribución solidaria con el programa integral de salud. Y esto se refleja en indicadores diversos de la salud pública de los países de este y otros continentes.

 El día en que todos los países, sin excepción, se decidan a establecer y concertar las políticas de salud viables y necesarias, mediante la asignación de los recursos materiales y humanos indispensables, y en las que medie la solidaridad incondicional, el salto cuanti-cualitativo en lo social será gigantesco y asombroso. América Latina y el mundo esperan y merecen ese día en que el futuro se convierta en presente.

 *Médico cubano; Profesor de Mérito del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.

[1] Discurso de Fidel Castro en Conferencia ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo, 1992 http://www.cubadebate.cu/opinion/1992/06/12/discurso-de-fidel-castro-en-conferencia-onu-sobre-medio-ambiente-y-desarrollo-1992/

 Imagen agregada RCBáez

Boletín Revolución de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado, Nº. 20, diciembre 2012

 

Descargue este número aquí:


Puede descargar los boletines anteriores en:
http://lapolillacubana.blogcip.cu/boletin-de-la-oficina-de-asuntos-historicos-del-consejo-de-estado/
http://cubacoraje.blogspot.com/p/boletin-de-la-oficina-de-asuntos.html
 
EDITORIAL

 Con esta edición estamos despidiéndonos del 2012. Creemos, por los correos recibidos, que las doce ediciones presentadas a los lectores fueron bien acogidas. Ese ha sido nuestro interés. Aprovechamos este fin de año para agradecerles a quienes muy entusiastamente reenvían el Boletín a otras direcciones o lo colocan en sitios y blogs de internet. Eso contribuye a divulgar una parte hermosa de la historia de Cuba. La que hizo realidad lo que muchos hombres y mujeres añoraron desde las primeras guerras por la independencia. Gracias a todos por recibir el Boletín y por trasmitirlo.

 Esta edición dedica parte de sus sesiones a dos destacadas personalidades de nuestra Revolución; a la siempre presente Haydee Santamaría en su 90 cumpleaños, el 30 de diciembre; y a Juan Manuel Márquez, segundo jefe de la expedición del yate Granma, asesinado el 15 de diciembre de 1956. Con una bella carta de Haydee al padre de Renato Guitart, mártir del Moncada, se honra la sección Documento de archivo.

 También, como parte del homenaje a los caídos aquellos días gloriosos de julio de 1953, fecha que próximamente arribará al 60 aniversario, publicamos fotos de jóvenes asaltantes al Moncada que este mes cumplen aniversario de sus natalicios.

 Por supuesto, continuamos publicando La historia me Absolverá en estrofas decimales del poeta puertorriqueño Juan Camacho; las efemérides e importantes informaciones de nuestra labor cotidiana.

 Felicitamos a los que fueron y son miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y a los educadores en sus días; a los combatientes de la Revolución cubana en su nuevo aniversario.
 A todos los que reciban estas páginas nuestras felicidades en el nuevo año y el deseo de que en el próximo tengan numerosos éxitos laborales, estudiantiles y personales.

 Muchas gracias.

 Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado
Consejo Editorial
Índice de este número:
Editorial / 3
 -Artículos:
Haydee Santamaría: lo tremendo y lo profundo / 4
 Homenaje A los mártires del 26 de julio / 7
 Efemérides del mes: Diciembre por Rolando Dávila / 8
 Tributo a los caídos: Haydee Santamaría / 10
 Monumento del mes: Obelisco a Juan Manuel Márquez / 11
 Documento de archivo: Carta de Haydee al padre de Renato Guitart / 12
 26 de julio:  La Historia me Absolverá en versos / 14
 -Informaciones
 Finalizaron el año las sesiones de la Cátedra Celia Sánchez / 15
Otorgan importante documento a nuestra Oficina /
Títulos en venta / 15
Reaparecerá Cinco Palmas / 15
 -Servicios / 15

 Monumento del mes: Obelisco a Juan Manuel Márquez

 
El proyecto del monumento es obra del Arq. Augusto Rivero Mas, el alto relieve con la figura de Juan Manuel fue realizado por el escultor Aisar Abdala Jalil [Camagüey, 1953], y el diseño de los textos estuvo a cargo del diseñador gráfico Ramón Melián Odio.

Para publicar en el Boletín:
 
Los interesados en publicar sus trabajos en el Boletín deben tener presente algunas pautas para su elaboración. Los materiales estarán relacionados con la lucha insurreccional cubana del período comprendido entre 1952 y 1958, en las variantes de testimonios, artículos, análisis, reflexiones, síntesis biográficas de personalidades. No excederán las cuatro cuartillas escritas con tipografía Arial, a 12 puntos, con un interlineado de 1,5 mm y no más de 60 caracteres por línea (con espacio).
 Si se acompañan de imágenes irán en un fichero independiente con resolución de 150 dpi.

 Los trabajos serán analizados por el Consejo Editorial y, de ser aprobados, sus publicaciones estarán sujetas al tema que se aborde en el BOLETÍN y al espacio disponible.

 Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado
 Localización y contacto:
Línea no. 1009, e/ 10 y 12, Vedado, Plaza de la Revolución, La Habana
 Teléfonos: (537) 833 9901 al 03
 Correo: oah@enet.cu

#Cuba reclamó en #Twitter: #liberenlos5ya (+Gráficas)

Sí, Señor Presidente, Usted puede liberar a los 5

Lanzarán red de videos con famosos del mundo



Una red de videos, con personajes famosos, serán lanzados al ciberespacio de forma simultánea, desde diversas partes del mundo

Cubahoy conoció del proyecto a través de Sergio Marinoni, presidente de la Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba.


Las nuevas tecnologías de la comunicación son una importante herramienta para evadir el cerco mediático que rodea el caso de Los Cinco antiterroristas cubanos presos en los Estados Unidos.

Video promocional en Youtube

jueves, 29 de noviembre de 2012

Mensaje de saludo desde Cuba al Foro Social Mundial Palestina Libre


 
La Habana, 23 de noviembre de 2012


Amigos y hermanos del mundo unidos por Palestina:

En vísperas de la celebración del Foro Social Mundial Palestina Libre en Porto Alegre, Brasil, del 28 de noviembre al 1ro. de diciembre de 2012, el Capítulo Cubano del Foro Social Mundial, el grupo de representantes de fuerzas políticas y militantes residentes en Cuba, el Centro Memorial Martin Luther King Jr., la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL), el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), la Casa del ALBA Cultural, el Movimiento Cubano por la Paz, la Unión Árabe de Cuba, la Red En Defensa de la Humanidad, la Misión de Puerto Rico en Cuba, el Comité Internacional por la Libertad de los Cinco Héroes, y la Coordinadora Internacional de Solidaridad con la Revolución Bolivariana de Venezuela, Países y Procesos del ALBA, motivados por el más alto espíritu solidario, combativo e internacionalista, extendemos un fraterno saludo al Foro.

Se trata de una oportunidad histórica sin precedentes en la que movimientos y fuerzas sociales y políticas, organizaciones populares representativas de todos los sectores, y lo más digno y honesto de la conciencia mundial entrelazaremos manos, voces y empeños para defender, con la mayor firmeza, los derechos inalienables del pueblo palestino.

Ese hermano pueblo árabe ha sufrido espantosos episodios de destrucción, muerte y exilio desde que fuera aprobada la Resolución 181 de la Organización de Naciones Unidas relativa a la partición de la Palestina histórica, el 29 de noviembre de 1947.

Esa fecha señala el comienzo de 65 años marcados por el genocidio israelí en su intención de modificar la composición geográfica del territorio y demográfica de sus pobladores, por lo cual ha desatado continúas guerras de ocupación, limpiezas étnicas sistemáticas, masacres, arrestos masivos y detenciones tan arbitrarias que incluyen a niños inocentes, asesinatos selectivos, torturas, la fabricación artificial de un muro de segregación, la construcción de asentamientos judíos en una estrategia de judaización que ha implicado expulsiones masivas, violación de lugares sagrados y derechos de culto, así como destrucción del patrimonio cultural e histórico. Esa criminal estrategia sionista ha provocado sufrimientos indescriptibles, daños humanos y materiales incalculables, la existencia de 5000 prisioneros políticos entre ellos niños y jóvenes, pero no ha logrado sus objetivos: Palestina existe y resiste!

Durante los últimos días, el terrorismo de Estado sionista se ha ensañado con la Franja de Gaza. 155 personas muertas, una cifra superior a los 1000 heridos, y la devastación de un territorio previamente cercado que ya padecía de una grave crisis humanitaria, resultan ser el saldo de la más reciente agresión y del chantaje israelí que persiguen el vano intento de doblegar la voluntad palestina de defender sus derechos nacionales, así como frenar el inevitable respaldo de la comunidad internacional a la petición palestina a la Asamblea General de las Naciones Unidas para figurar como Estado no miembro, paso previo en dirección al futuro reconocimiento del Estado Palestino como miembro pleno de la ONU con apego a las fronteras del 4 de junio de 1967.

Estos hechos son una evidencia más de cómo el despotismo sionista, con el apoyo moral y material del imperialismo norteamericano y el silencio cómplice o la participación solapada de Occidente, despliega con impunidad su poderosa maquinaria bélica, burla permanentemente el Derecho Internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas relativas a Palestina y al llamado conflicto árabe-israelí, y pone en evidencia su rechazo a toda fórmula de paz definitiva, estable y duradera, la cual no podrá alcanzarse sin la constitución del Estado Palestino independiente, el retorno de los refugiados a sus hogares y la liberación de todos los prisioneros políticos palestinos que, hermanados en dignidad y compromiso patriótico a los Cinco Héroes cubanos prisioneros del imperio, sufren injusto e ilegal encarcelamiento.

El Foro Social Mundial Palestina Libre será el escenario para manifestar el apoyo inequívoco de los pueblos del mundo al reclamo de que se ponga fin a la ocupación y colonización de Palestina y de todos los territorios árabes ocupados en 1967, se desmantele el muro del apartheid, cese definitivamente el genocidio sionista, y se exija a Israel responsabilidad por sus crímenes y permanentes violaciones del Derecho Internacional.

Será el espacio para robustecer la solidaridad global con Palestina, con el derecho de sus hijos e hijas a la resistencia popular, para levantar la verdad de esa batalla heroica por la liberación nacional frente al terrorismo mediático que la tergiversa y pretende satanizarla, para articular acciones e iniciativas internacionales que ejerzan presión eficaz sobre la potencia ocupante, y la fuercen a respetar los derechos irrenunciables del pueblo palestino a la vida, la justicia, la soberanía sobre sus recursos naturales y el suelo patrio, y a la autodeterminación.

Reunidos en La Habana, capital de la Revolución Cubana invicta, representantes de la sociedad civil, movimientos sociales y políticos, jóvenes y estudiantes, y gobiernos hermanos de 24 países, levantamos al unísono nuestras voces para gritar junto a ustedes:

 
¡CESE EL GENOCIDIO SIONISTA!

¡VIVA PALESTINA LIBRE!

¡PALESTINA VENCERÁ!

 

Israel and Palestine, an animated introduction.



Enviado via mail por Delta Macluf

Palestina entra como Estado [observador] en la ONU


Palestina entra como Estado en la ONU

La Asamblea General de Naciones Unidas acepta a los territorios palestinos como un Estado "observador"

 FOTOGALERÍA
Una mujer israelí se manifiesta en Tel Aviv a favor de la resolución de la ONU de admitir como "Estado observador" a Palestina. / AMIR COHEN (REUTERS)

Por una abrumadora mayoría, la Asamblea General de Naciones Unidas admitió esta noche a Palestina como “estado observador”, lo que implícitamente supone el reconocimiento, por parte de la organización más representativa de la voluntad internacional, de la soberanía de los palestinos sobre el territorio ocupado por Israel desde 1967. Esta decisión abre un nuevo capítulo en un conflicto que se prolonga por más de seis décadas y deja a Israel y a Estados Unidos en el mayor aislamiento diplomático que han conocido jamás.

La votación no supone la admisión de Palestina como miembro de pleno derecho de la ONU, un paso que corresponde al Consejo de Seguridad, ni tiene consecuencias inmediatas en cuanto a la creación efectiva de un Estado. Pero da a los palestinos renovada legitimidad en su lucha contra la ocupación y llama la atención mundial sobre la urgente necesidad de poner fin a un problema que explica en gran medida el clima permanente de inestabilidad y violencia en Oriente Próximo.

Pese a todo su esfuerzo por reducir la transcendencia de esta votación, el resultado deja claramente en evidencia la posición insostenible en que Israel se encuentra para continuar la ocupación y la difícil situación de Estados Unidos como su único e incondicional valedor. Para EE UU el problema es doble, puesto que sus intereses en la región son múltiples y está obligado a jugar un papel decisivo en la promoción de las negociaciones de paz.

Ahora solo les queda a ambos un intento de contención de daños. Poco antes de la votación, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, hizo “un llamamiento urgente a las dos partes para que eviten acciones que, de alguna manera, pudieran dificultar la reanudación de negociaciones”. Washington pretende evitar que los palestinos acudan, como pueden hacer con su nuevo estatus, a la Corte Penal Internacional (CPI) o al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya contra Israel, lo que, definitivamente, alejaría cualquier posibilidad de diálogo, e intenta evitar también que Israel tome represalias, en forma de sanciones económicas o nuevos asentamientos, contra los palestinos. Al mismo tiempo, la Administración procurará que el Congreso norteamericano no congele los fondos de ayuda a los palestinos, lo que será difícil porque el apoyo a Israel en el Capitolio es mucho más categórico que en la Casa Blanca.

Si ninguno de estos escenarios más catastróficos se produce, si nadie trata de aprovechar este momento en su particular beneficio, no es imposible que la votación en la Asamblea General abra el paso a nuevas negociaciones de paz. Pocas veces como en esta jornada en la ONU se habrá visto con tanta nitidez que Palestina está ahí, soberana o no, y que la solución de dos estados vecinos y pacíficos es la única que beneficia a ambos.

Israelíes en las calles de Tel Aviv celebran el anuncio de la partición de Palestina el 30 de noviembre de 1947. / Jim Pringle (AP)

Pero esa evidencia, tan solemnemente corroborada en Nueva York, no ha hecho más fácil en el pasado el diálogo palestino-israelí ni tiene por qué, necesariamente, hacerlo ahora. Múltiples factores conspiran en estos momentos contra las negociaciones: la proximidad de las elecciones en Israel, el reciente ascenso de Hamás, la interinidad en la que vive la Administración de EE UU —especialmente su política exterior—, la debilidad de Europa para convertirse en agente promotor de la paz. Todo eso se podría superar si los principales protagonistas, Israel y los palestinos, tuvieran voluntad de llegar a un acuerdo. Como se demostró en Oslo en 1993, ambos son capaces de entenderse, por encima de cualquier adversidad, cuando quieren hacerlo.

Sin embargo, Israel considera que el reconocimiento obtenido por Palestina en la ONU supone una violación de los acuerdos alcanzados en Oslo, por cuanto equivale a la ruptura del compromiso de hacer las cosas de forma bilateral, sin tener en cuenta los numerosos asentamientos judíos construidos unilateralmente desde esa fecha y la reciente negativa del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de aceptar las fronteras de 1967, aceptadas por Barack Obama, como la base para negociar el estado palestino.

Para Obama esta votación de la Asamblea General es, en cierta medida, una frustración y un fracaso personal. Obama llegó, en la presión a Netanyahu, todo lo lejos que puede llegar un presidente de EE UU que quiera conservar su puesto. Es sabido que el primer ministro israelí no respondió a esa presión. Ahora, también los palestinos desatienden sus recomendaciones y acuden a un foro con larga tradición de proporcionar largas sesiones de aplausos pero muy pocos resultados tangibles.
http://internacional.elpais.com/internacional/2012/11/29/actualidad/1354211937_218747.html

Más información

No primeiro dia do FSM Palestina livre, entidades reforçam o propósito do encontro

enviado por  Baby Siqueira Abrão 


No primeiro dia do FSM Palestina livre, entidades reforçam o propósito do encontro

Publicado em novembro 28, 2012

Atividade reuniu representantes de movimentos sociais e Ibrahim Alzeben, embaixador palestino no Brasil
Embaixador Ibrahim Alzeben: convite aos israelenses para construir um diálogo com base no respeito, sem pretensões religiosas ou étnicas
Porto Alegre, 28/11/2012. A Usina do Gasômetro sediou na tarde desta terça-feira uma conferência de imprensa com o Comitê Estado da Palestina Já (CEP)* e o embaixador palestino Ibrahim Alzeben. Os representantes do comitê manifestaram apoio ao Fórum e reafirmaram o propósito pacífico do evento, ressaltando o protagonismo de Porto Alegre nos Fóruns Sociais Mundiais.
O presidente da Confederação dos Trabalhadores e das Trabalhadoras do Brasil-RS, Guiomar Vidor, declarou que o objetivo não é realizar atividade contra Israel, mas lutar pela liberdade do povo palestino. Já o embaixador reivindicou o reconhecimento do direito internacional para ambos os Estados, Palestina e Israel, e convidou israelenses para construir um diálogo com base no respeito e sem pretensões religiosas ou étnicas. Para ele, nenhum Estado é livre quando está na condição de ocupante ou de ocupado.
Alzeben declarou que a violência está longe de resolver o conflito. “Não queremos foguetes de um lado nem bombardeios do outro”, disse Alzeben. Ao final, expressou seu desejo para que este seja o último Fórum pela Palestina Livre, pois amanhã, 29 de novembro, entrará em votação na ONU o reconhecimento da Palestina como Estado não membro.
*O Comitê Estado da Palestina Já!, formado em 2011 para apoiar o pedido da OLP na ONU, do reconhecimento do Estado da Palestina como membro das Nações Unidas (negado pelo Conselho de Segurança sob a alegação de que não havia consenso, depois de pressões exercidas por Israel e EUA), reúne 60 movimentos sociais, sindicatos e partidos brasileiros.
Texto: Michael Susin/Brasil
Fotos: Nicolas Gonzalez/Argentina

Francês explica ações da Associação Médicos pela Palestina

Posted on novembro 28, 2012
Claude Dancette, francês de 73 anos, trabalha no apoio aos palestinos desde seus 30 anos. Líder da Associação Médicos pela Palestina, Dancette trabalha principalmente com a doação de próteses para mutilados do conflito, coordena projetos como grupos de visitação, bolsas de estudos para os palestinos na França e arrecadação de recursos para a entidade. Entre suas expectativas sobre o Fórum está a criação de uma organização global para a Palestina que concentre as ações de entidades minoritárias de forma organizada e concisa. “Precisamos de uma ação global para coordenar e conseguir fazer ações com um impacto muito maior do que cada um ajudando da sua maneira”, afirmou.
Texto: Michael Susin
Fotos: Nicolas Gonzalez/ARG



--
Baby Siqueira Abrão
Brazilian journalist - Middle East correspondent 
Skype ID: alo.baby
P. O. Box 1028, Ramallah, West Bank

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Convocan Tuitazo por los Cinco y contra el Terrorismo para el jueves 29 desde las 10am

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez.

Los organizadores del VIII Coloquio que sesiona en esta ciudad de Holguín han convocado un gran “tuitazo” por la liberación de los Cinco Héroes y contra el terrorismo, en todas sus formas, para el jueves 29 de noviembre a partir de las 10 de la mañana. La ocasión será propicia para denunciar la injusta encarcelación de nuestros compatriotas y los hechos criminales que han cobrado millones de vidas en todo el mundo.

A partir de esa hora miles de internautas, desde sus cuentas de Facebook, Twitter y otras redes sociales tendrán la oportunidad de incorporarse ON LINE a las actividades del evento que comienza oficialmente en la ciudad de Holguín este 28 de noviembre. Los organizadores han confirmado la presencia de cerca de 400 delegados de 47 países.


En Twitter usaremos como etiquetas principales
#Liberenlos5Ya,
#FreetheFive,
#ObamaGivemeFive,
#Coloquio5,
#HolguinxLos5
#NOalterrorismo.
Durante todo el día se ofrecerá información de lo que sucede en esta octava edición del Coloquio a través de las cuentas @Coloquiocinco en Twitter, mientras que en Facebook podrán seguir el evento con Coloquio Cinco.

Holguín recibe amigos y amigas de todos los contenidos convocados por la solidaridad internacional. El jueves tenemos la oportunidad de denunciar hechos terroristas realizados en todo el mundo y de manera particular la injusticia que se comete contra Fernando, Gerardo, Antonio, Ramón, René y todos sus familiares.

Por los 5, Holguín se viste de solidaridad


Video en Youtube


Comenzó en Holguín el VIII Coloquio Internacional por la liberación de los Cinco y contra el terrorismo (+ Fotos)
Por Yenisei García, fotos de Héctor Planes


El VIII Coloquio Internacional por la liberación de los Cinco y contra el terrorismo comenzó este miércoles en la oriental provincia cubana de Holguín, un territorio que todavía se encuentra en recuperación por las devastaciones ocasionadas recientemente por el huracán Sandy.


Desde la llegada de las delegaciones a territorio cubano se percibió un extraordinario espíritu de lucha por el fin de la injusticia contra Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y René González.


En las primeras horas de este miércoles se reunieron en el parque Calixto García de Holguín los delegados al Coloquio, autoridades políticas y de masas, donde hubo toda una fiesta cultural. Hubo poesía y una emotiva coreografía de la Compañía Sarabanda. Luego de estas manifestaciones, cientos de holguineros y amigos solidarios de varios países salieron desde el parque Calixto García en una Bicicletada por los 5 y por la solidaridad de todos los pueblos del mundo.


La presidenta del Instituto cubano de Amistad con los pueblos, Kenia Serrano, explicó sobre las actividades que se han venido realizando previas al Coloquio y de otras que se irán desarrollando paulatinamente, a medida que el evento avance.


En esta jornada también quedó inaugurada la Copa de Ciclismo ICAP, en la que participan delegaciones deportivas desde las provincias de Ciego de Ávila hasta Guantánamo. Este evento que parte del Coloquio, viene a darle el color de firmeza, el balance, el lenguaje revolucionario del mundo deportivo con aquellos hermanos que hoy están en cárceles del imperio de forma injusta. La Copa ICAP pondrá la fuerza durante y en cada uno de los pasos de la geografía Holguinera, por tanto desde la tierra chica de Raúl y Fidel se alzó el reclamo de libertad para los cinco.


En la Carpa de la Paz también se dio inicio a una exposición de artistas plásticos. Llamó particular atención la muestra de origami presentada por niños de la enseñanza primaria. Esta exposición tuvo un mensaje intrínseco dedicado a la paz. Las grullas de papel formaban una estrella, en cada punta las fotos de los cinco hermanos prisioneros en Estados Unidos, a quienes esos pequeños ofrecieron su oportunidad de un deseo.


Cuenta Anabel García Leyva, una pequeña de 10 años que participó en la exposición, que existe una profecía que aquel que fabrique 1000 gruyas puede solicitar un deseo y el de ellos fue la libertad para los Cinco.


El VIII Coloquio sesionará hasta el próximo 2 de Diciembre, es un espacio de debate que contribuirá a consolidar las acciones por la libertad de Gerardo, Antonio, René, Fernando y Ramón.

Filtran imágenes de los revoltosos que tomaron las calles de Holguín (+ Fotos AQUÍ)




Otros videos que pueden resultarles de interés

martes, 27 de noviembre de 2012

Materialmente humildes, sobreabundantes por los dones del espíritu

Extraído del post “Resonancias”, del Blog Segunda Cita -que administra el trovador Silvio Rodríguez- este texto responde al “intercambio de ideas que abrió la entrada "Materialmente pobres"  de ese blog, según nos aclara Silvio... Su belleza, la profundidad de sus postulados, me parecen motivos suficientes para compartirlo con ustedes:

Materialmente humildes, sobreabundantes por los dones del espíritu
Por Joel Suárez Rodés*



…de aquellos tiempos duramente humanos.
…aunque la cruda economía ha dado luz a otra verdad.
Silvio


La “pobreza irradiante y sobreabundante por los dones del espíritu” que une “los espejuelos modestos de Varela“; “la levita de las oraciones solemnes de Martí” ; las raídas ropas de negros, mulatos y blancos humildes de los anónimos insurrectos de nuestras guerras de independencia; la desgastada Biblia del socialista y pastor metodista Deulofeu; el agua con azúcar prieta, aprieta y dale, de los hogares de Pogolotti, el primer barrio obrero de La Habana; el lecho sin pan de Tina y Mella; el estómago pegado al espinazo de los descamisados de las columnas de Camilo y Che hacia occidente; la harina con boniato de mis abuelos de Aguacate; los parches almidonados de los pantalones pobres pero decentes de la infancia de mi padre; el caqui y las botas rusas de la Columna Juvenil del Centenario y las escuelas al campo como única indumentaria para conquistas en fiestas de Deep Purple, Santana, José Feliciano y Almas Vertiginosas; el papel gaceta de Ediciones Huracán; las cuerdas de cables de teléfono de Experimentación Sonora; las tres gracias -arroz, chícharo y huevo– sobre una bandeja de aluminio en el comedor de una beca; los guaraches de suelas de goma de camión de Carlos Téllez, artesano; el tizne de las ollas a fuerza de leña y luz brillante; el bolero desentonado en las noches de apagón, la lavadora rusa, el televisor Caribe, el perro sin tripa, la pasta de oca, los pollitos vivos, el picadillo de gofio, las forever bycicle…. la vivimos las cubanas –sobre todo las cubanas– y los cubanos, a lo largo de nuestra historia como angustia apostólica y virtud sacrificial. Es el testimonio más significativo en los últimos 50 años de la capacidad de hombres y mujeres de remontar las adversas circunstancias cotidianas que imponía por un lado la “desigualdad engendrada por el colonialismo, [...] formas abismales de subdesarrollo y la acción perenne de nuestro gran enemigo” y por otro, errores y desaciertos por cuenta propia. Y no predico porque la contracción que pudo significar en nuestras circunstancias la gran redistribución de pan y de belleza que debe suponer cualquier proyecto emancipador signifique que el socialismo por ley sea siempre un proyecto carencial. La materialidad de la felicidad junto con la redistribución del poder, la soberanía popular, el acceso a la cultura y la información, la libertad, la dignidad de mujeres y hombres y el respeto a los derechos de la naturaleza deben ser conquistas y derechos a garantizar en las concreciones de los proyectos de quienes lo intenten ahora y siempre.

Pero en nuestro caso, esa virtud consagrada en el sacrificio, en el apostolado de la causa revolucionaria, en las esperanzas de un futuro promisorio y en el chiste irreverente con angustias, desaciertos y dirigentes, fue posible gracias a que el hecho revolucionario transformó la vida de las personas y sus relaciones, y la transformación cultural fue tal que las cubanas y cubanos que borraron el sinsabor de la epopeya frustrada de la zafra con cerveza en perga de cartón en los famosos carnavales del 70 eran radicalmente distintos a los que alcanzaron y vitorearon el triunfo del primero de enero. Pero sobre todas las cosas, porque las botas rusas, el pitusa de caqui y la melena reprimida estaban llenos de revolución, y con ellos asistimos a fiestas y conflictos desgarradores, a trabajos voluntarios y enfrentamientos ideológicos, a victorias celebradas y mezquindades, a la irrupción de los Van Van y a los santos en el closet. Silvio, Pablo, Noel y “tantos muchachos hijos de esta fiesta” ponían la banda sonora mientras fumábamos tupamaros, desembarcábamos en la Patricio Lumumba, gritábamos libertad pa’ los pescadores, jugábamos a los Comandos del Silencio. El speddrun, Black Power, Power to the People, free Angela Davis los sentíamos como nuestros, y sobre las mismas botas y el camuflaje cambiamos las manos del timón de un taxi chevy por el de una rastra en caravana en la guerra de Angola.

“El futuro se hizo mucho más dilatado en el tiempo pensable y fue convertido en proyecto”, y sus objetivos retaban a lo imposible, porque de lo posible se sabía demasiado; esa “audacia se convirtió en confianza y costumbre” y fue el sustento de tanta resistencia. La epopeya de la Revolución Cubana era la principal fuente de producción de sentido de vida de la inmensa mayoría de los cubanos y las cubanas. Pero a principios de los 70 y en los años subsiguientes le cargaron mataduras al proyecto y los bolos contaminaron tanta obra del espíritu, la que tanto había ayudado “a crear firmeza de convicciones, capacidad de sacrificio, disciplina, entre otras virtudes”; por el contrario, se censuró la rebeldía, el criterio propio, el pensamiento crítico y la crítica al pensamiento, lo que provocó, cierto, “extraordinarias combinaciones de avances muy notables que cambiaron decisivamente al país, y desviaciones y retrocesos también notables, que hicieron mucho daño y han dejado hondas huellas”.

Comenzó a alejarse de entre nosotros una inédita posibilidad cultural (espiritual) para las revoluciones socialistas de liberación nacional: aquella que tenía su sustrato en la “pobreza irradiante y sobreabundante por los dones del espíritu”, aquella en que se subvertía la ética del tener por la ética del ser; aquella que ayudaba a que la Revolución nuestra fuese un valladar y una alternativa frente a las lógicas del desarrollo y el bienestar de la modernidad; aquella que pudo parir una nueva subjetividad para la otra relación con las cosas, un consumo modesto y el goce sano que nos ayudara a administrar personal y socialmente la necesidad y el deseo dentro de límites éticos, estéticos, espirituales y ecológicos y que la plenitud, la vida digna a que aspirásemos fuese un testimonio de humildad y de solidaridad con los otros y las otras.

Es cierto que a partir de 1986 el proceso de rectificación volvió a poner la mirada en el proyecto nuestro y la mano en el arado cubano que labra el surco de esta epopeya. Pero el óvulo fecundado de nuestros hijos e hijas abrió sus ojos cuando la resistencia de sus padres fue puesta a prueba y, para casi todos, la vida cotidiana fue duras carencias y proezas por poner un plato en la mesa. La pobreza y el sacrificio dolían; la virtud y el decoro recibieron golpes abrumadores y la promesa de la “tierra sin males” perdió asidero en cabezas y corazones. Pacotilla y consumismo atraparon a no pocos de los que fueron “saliendo de uno en uno del Período Especial”. Los padres sintieron en el alma la cercanía del fin del tiempo que fue futuro, con sentimientos muy encontrados que no pocos llevaban como “la espina de la promesa incumplida”. ¿Y nuestros hijos e hijas, los jóvenes? Esa factura se la cobran al proyecto, y su relación con el proceso ha sido muy compleja y diversa. No es desestimable la anomia social.

Si de lo que se trata es, como dice Aurelio, de reinventar el socialismo, y el socialismo por sobre todas las cosas es una obra cultural y del espíritu, seriamos irresponsables si no reconocemos que hoy son disimiles las motivaciones y los proyectos personales y grupales de muchas y muchos en esta isla, y que muchos de ellos, por su naturaleza, son un desafío si queremos recolocar la promesa, el proyecto y sus valores entre las fuentes de producción de sentido de vida, si queremos fortalecer y garantizar la continuidad del proyecto socialista. A esta tarea inmensa le son imprescindibles condiciones materiales dignas para la reproducción de la vida, entre ellas la dignificación del trabajo y su retribución, pero en lo que esto sucede para las mayorías, como antaño, los cubanos y las cubanas tenemos reservas para ir más allá de las circunstancias. Lo muestran en estos días los habitantes de la región oriental, brutalmente dañada por el huracán Sandy, y los que nos movemos en solidaridad con ellos. Fernando afirma que hay más de una solución posible. Para desplegar en toda su intensidad las soluciones en curso y todas aquellas que se pudieran emprender, la gente necesita sentirse motivada, y la mejor manera de lograrlo es cuando uno se siente que forma parte, que lo que se va a hacer contó con su contribución -y el debate en torno a los lineamientos fue un buen prólogo- y que mantiene el control y disfruta de sus resultados.

Los cubanos y las cubanas viviremos, de ahora en adelante, con una buena contribución del esfuerzo propio, y como ha sido ratificado, pensando con cabeza propia. Así como se precisa, nos dice Aurelio, de “mecanismos que hagan innecesarias (o suplementarias al menos) las exhortaciones” para elevar la producción y la eficiencia y un funcionamiento de estos que armonice la contribución de los sectores estatal y no estatal de la economía, es imprescindible que el pensamiento con cabeza propia de nuestros conciudadanos y conciudadanas encuentre cauces institucionales, hoy deficitarios, para incrementar su papel, de manera orgánica, en las decisiones políticas. En un tiempo en que el liderazgo histórico de la Revolución no estará más entre nosotros y nosotras, debemos innovar y fortalecer la soberanía popular. Por un lado, el poder de los trabajadores en las organizaciones económicas para el ejercicio del control popular y obrero de la gestión empresarial estatal y privada, su responsabilidad social y ambiental. Por otro lado, la participación popular consciente, organizada y crítica en el ejercicio institucionalizado de la opinión pública y en mecanismos efectivos de control popular sobre las instituciones, dirigentes y los estamentos burocráticos; y sobre todo, la participación en la planificación y en la implementación de políticas sociales y en la rendición de cuentas como mecanismo de seguimiento y evaluación de la gestión en los territorios. Estas son tareas pendientes para que el socialismo sea entre nosotros expresión de un poder de la gente al servicio de la gente.

Empeñémonos en arraigar el ideal, la promesa, el proyecto socialista en los diferentes sectores del pueblo cubano. Solo así podremos mantener un proyecto de nación independiente, justa, solidaria y fraterna, próspera para todos y todas, con respeto a la naturaleza, inclusiva de la diversidad nacional, que rechace cualquier forma de discriminación, que es el horizonte que la Revolución, por su raíz popular, situó como deseado y posible.

En sus viajes por los países socialistas e intentando comprender la crisis que dio al traste con esos regímenes, Frei Betto habló de hambre de pan y de belleza, y mi padre en su tribuna parlamentaria y sus sermones dominicales reclamaba que este pueblo merece un refrigerio. Merecemos un refrigerio de pan y de belleza. Raúl Castro nos dijo sin tapujos que esta era la última oportunidad: la última oportunidad para la Revolución cubana de desplegar aquella posibilidad infinita que no lograron los socialismos históricamente existentes, que acompaña desde siempre entre nosotros José Martí, de reinventar el proyecto como toda la felicidad posible para todos y todas, de no dejarnos bloquear por la dificultad que significa imaginar cómo hacer las cosas más allá de la lógica del mercado y del dinero y vivir intensamente el imaginario del fin del capitalismo. Otro modo de ser entre los seres humanos y otro modo de estar con la naturaleza.

Y “bendito sea el paraíso algo infernal que me parió”.

Noviembre 11 y 2012

Fuente Segunda Cita

*Coordinador General Centro Cultural Martin Luther King-Jr., Cuba

Imagen agregada RCBáez sobre imágenes de archivo y foto de Alejandro Ramírez

El socialismo: una lección aprendida en las calles

Por Milson Salgado*

http://www.ellibertador.hn/sites/default/files/2330.jpg
 
El socialismo que profesamos no ha sido fabricado en los laboratorios de la experimentación social como una formula de matemáticas al margen de nuestra voluntad humana. El socialismo que defendemos no es una receta importada del extranjero para sanar con presunciones de varita mágica nuestros eternos males sociales. El socialismo que proclamamos no es una herencia adquirida a base de imposiciones culturales como dogmas teóricos que marcan la senda que debemos recorrer. El socialismo que abrazamos no es tampoco el reino de la uniformidad ni la aniquilación burocrática por privilegios de una minoría, de nuestros más sinceros sueños. El socialismo que amamos no es la igualdad por decreto ni la libertad sin pan ni la solidaridad con ventajas, con mendicidades y con filantropía.

Ese socialismo que se hizo semántica y sintaxis en la declaración de principios, en el programa de acción política y en los Estatutos del Partido Libre, nació en las calles con las luchas populares, se alimentó del llanto y del sudor de la resistencia hondureña, abonó con su sangre el amor a un país esclavo de la explotación económica, y preso de una minoría de burgueses parásitos que ha creado su mundo de abundancia a imagen y semejanza de sus egoísmos, del dinero saqueado al pueblo, de porcentajes y comisiones por nuestros recursos, y de ayudar para que el capital trasnacional, instale sus infiernos portátiles y se nos despoje de nuestros más elementales derechos sociales.

Ese socialismo se aprendió en lecciones de vida en la calle, con la inmolación sagrada de nuestros mártires que le apostaron al porvenir y practicaron el más alto principio de solidaridad humana: Dar la vida por los demás. La lección fue clara, ni las Fuerzas Armadas salvaban nuestra soberanía territorial peor aun la soberanía popular, y ni la policía respetaba nuestros derechos ciudadanos. La una y la otra cuidaban los intereses de la minoría burguesa, la una y la otra defendían las razones de un gobierno de facto que por motivos rastreros, y que lindan con la estupidez humana se sacrificó por las movidas geopolíticas del imperialismo estadounidense. La una y la otra demostraron que salvar las estructuras tradicionales de las clases poderosas era más importante que respetar la vida de los miembros de la resistencia, puesto que estos eran una chusma a la que había que aplastar.

Ya antes nos habíamos enterado que éramos seres para desechar, ya antes sabíamos que vivíamos de gratis en el mundo, como entes marginales atendiendo los caprichos más pueriles de los poderosos, desde hace mucho tiempo sabíamos que éramos piezas de una maquinaria mundial que amordazaba el destinos de millones de seres humanos, pero la burbuja de una falsa civilización nos ofrecía un mundo de sueños fabricado en pantallas rectangulares, y en castillos comerciales que ofrecían el cielo del consumo a cambio del infierno de los míseros salarios de los trabajadores manuales, y la fantasía nos agobió y el espejismo nos afilió a la lista de ciudadanos. Sin embargo, el Golpe de Estado y la bestialidad de sus secuaces y la falta de humanidad de sus verdugos nos expulsaron de nuestro ridículo sueño, y descendimos al lugar que ocupábamos en su mundo cuadrado de categorías y jerarquías, al papel de ciudadanos de tercera clase.

La lucha de clases que antes leíamos como lecciones obligatorias en los colegios y las universidades, de la que se quejaban los sacerdotes y los pastores evangélicos en los pulpitos, y a la que aludían los miembros de la derecha y de la izquierda, unos para negar otros para reconocer el mundo de “los contrarios”, se hizo presencia en nuestras luchas, traducida en una clase que manda y pretende seguir mandando, y la otra que obedece y pretende no seguir obedeciendo. Esa lección de ciencias políticas ininteligible, se apoderó de las calles de Tegucigalpa y de Toda Honduras.

En una calle los de camisa y cuello blanco, los que transpiraban Channel y Victoria Secret. En la otra calle los de camiseta roja y pantalón negro, los sudorosos a trabajos y sol, la chusma, la de pelos revueltos y hambres ambulantes. Los blancos bonitos con cara de polvos Menen y ejército en ristre para defenderlos incluso de la rapacidad del sol. Los de rojos y negros golpeados y heridos por el propio ejército que no entendía como estos malos hondureños sentían simpatía por hombres tan odiosos como Hugo Chávez y Manuel Zelaya.

Los Blancos, los ricos estaban furiosos con el Presidente Zelaya ¿Cómo era posible que éste que había nacido de una familia de ricos hacendados se pasara al bando de los miserables? ¿Cómo era posible que este loco de remate le subiera el 60% de salario mínimo a la chusma y les quitara la ganancia a los pobres empresarios que están al día con el pago de sus impuestos? ¿Cómo era posible que este señor Zelaya haya bajado los intereses bancarios si los banqueros nunca han quebrado un plato mucho menos un banco y siempre se han sacrificado por Honduras? ¿Cómo era posible que este loco de Zelaya haya querido preguntar al pueblo si el pueblo es tonto y no tiene capacidad para contestar?

Ellos creían que nuestra lucha concluía cuando terminara el gobierno de facto, pero en el camino comprendimos que el gobierno elegido por unas elecciones fraudulentas, era la continuación del golpe que pretendía arrancar todas nuestras conquistas sociales; y en el bajo Aguan le arrebataba la vida y la tierra a los humildes campesinos.

Las calles también nos enseñaron que el principio de la igualdad de todos ante la ley es una estafa que vendieron los romanos al precio de la mentira oficial, y que la igualdad no es tal si ésta no es igualdad económica y si no se borran las falsas deudas y se colectivizan las ganancias.

La calle nos dio muchas lecciones, pero nos enseñó sobre todo que debíamos abandonar las calles transitoriamente para organizarnos, para darle contenidos vinculantes a nuestras luchas, para no ser cómplices con nuestros silencios, para impedir con nuestra voz y nuestro voto el despilfarro de nuestras riquezas y el robo legal de nuestra soberanía económica, para no continuar como zombis esperando redenciones celestiales fuera del musculo y el temple de nuestros esfuerzos de asociación y de movilización de conciencias. Así nació el partido libre, así se institucionalizaron sus pesadillas.

Ahora nuestro partido Libre aspira al gobierno e inmediatamente al poder político, para transformar nuestro país en un lugar más humano, más justo y más solidario. Nuestras decisiones están precedidas por análisis socioeconómicos científicos y el serio debate y la autocrítica dialéctica. Ni la improvisación tiene espacio ni la falta de planificación tiene cabida, porque la iniquidad tiene el tamaño del sol y la utopía histórica la distancia de nuestros sueños.

Nuestro espíritu es revolucionario, es una constante autocrítica la que guía nuestros pasos. Somos conscientes que nuestra realidad no esta dicha y que las soluciones buscan cada día más a los valientes para que se aventuren en las aguas turbulentas de las contradicciones históricas, en el debate permanente en que empeñamos nuestras egolatrías y claudicamos a nuestros dogmas teóricos.

Nuestro espíritu revolucionario nos convence que no debemos adoptar un triunfalismo estéril, conscientes de que las luchas son parte de procesos que pueden trascender nuestro tiempo o pueden resumir veinte años en un dia. Así de impredecible es la historia, y la suma de voluntades y los engranajes con que moviliza al mundo y a sus relaciones. En uno u otro caso está involucrado nuestro compromiso decidido para entregar al futuro un mejor planeta y a hombres y a mujeres nuevas.

La revolución es una indagación sin pausas ni puntos de llegada. Es el encuentro de buscadores para descifrar el acertijo, es el trabajo autentico por la humanidad. Es la materia informe en nuestras manos de forjadores. Es el machete que corta la maleza para abrir caminos, es la salida del sol, y la luna, y la salida del sol y la luna, y los amaneceres, y las albas, nunca la puesta del sol, porque ello supondría empequeñecer el horizonte, y nuestra revolución es mundial.

Hoy la conciencia es nuestra mayor arma. Con la conciencia movemos las montañas de imposición y de encubrimiento, con nuestras consciencia los corazones generosos siembran la paz que genera la solidaridad, y al mismo tiempo siembran la guerra de las ideas en la que desenmascaran permanentemente los planes insidiosos de los que tratan de crear un mundo a la medida de sus pequeñeces y sus mezquindades. Por la conciencia sabemos que la libertad es un discurso hueco si no hay pan, y si no hay condiciones humanas para vivir y para pensar. Por la conciencia sabemos que no somos libres si no tenemos la información y los medios auténticos para ejercer la libertad. Por la conciencia sabemos que somos capaces de reunir todas nuestras diferencias, todos nuestros sueños y todas nuestras más caras inquietudes, y que no tenemos nada que perder más que nuestras cadenas que nos han atado a nuestra milenaria desidia y a nuestros tradicionales y heredados miedos.

*Milson Salgado es escritor y fiscal de las etnias en Honduras

Recibido por correo electrónico, Lista Nicaragua Socialista