Convocatória aos PUEBLOS de NUESTRA AMERICA

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Comunista sofre ataque de skinheads em Curitiba


Um militante do PCdoB foi atacado na madrugada deste domingo (27), às 4h, por um grupo de neonazistas na Rua XV de Novembro, centro de Curitiba, armados com facas e canivetes. Segundo Toninho, que pediu para ser identificado apenas pelo primeiro nome, cerca de oito skinheads partiram para cima dele, munidos de facas e canivetes, por estar usando uma camiseta do partido.



Ele tinha acabado de sair da conferência estadual do partido, que ocorreu em um hotel na região central. Inicialmente, pensou que se tratava de um grupo de bêbados. Mas, depois, ao ouvir um xingamento de um deles, referindo-se ao partido de maneira ofensiva, percebeu que eram mais organizados.
“Primeiro eles começaram a me agredir verbalmente dizendo que ‘aqui é nacional-socialismo’ e que Marx já era. Achei que era apenas um grupo de bêbados, mas eles começaram a correr atrás de mim, armados com facas e canivetes”, lembrou Toninho, que conseguiu fugir do grupo correndo.
Segundo o militante, de quatro anos para cá tem acontecido mais ataques e ofensas a membros do PCdoB. Outro militante, do movimento hip-hip, chegou a ser espancado naquele local. Toninho alertou para o surgimento de grupos semelhantes, com tendências nazistas, em todo o país, que têm atacado minorias.
“Eu consegui me safar depois de correr muito. Mas, se não tivesse feito isso, sabe lá o que teria acontecido comigo. Eles me abordaram de maneira bastante ameaçadora”, afirmou o militante ao Vermelho.
Toninho registrou boletim de ocorrência e disse que seu advogado requisitará as imagens da Rua XV de Novembro. Além disso, pretende pedir providências à Secretaria de Estado da Segurança Pública.
Em seu Facebook, Toninho fez o seguinte relato sobre o fato:
“Um ALERTA: nesta madrugada, sofri uma tentativa de homicídio, em pleno calçadão da rua XV no centro de Curitiba. Fui atacado por um grupo de skinheads, neonazistas, que armados de facas e canivetes tentaram me matar por eu estar trajando camiseta do glorioso PCdoB. Consegui furar o cerco e correndo muito rápido consegui me safar de 7 ou 8 doentes mentais, perigosos à sociedade.
Você que é comunista, socialista, negro, cigano, judeu, homossexual ou deficiente, CUIDADO! Há nazistas soltos por aí, e conseguem ser mais violentos que a própria polícia.”


Declaración Final del Taller Internacional “Medios alternativos y redes sociales"...

Declaración Final del Taller Internacional “Medios alternativos y redes sociales, nuevos escenarios de la comunicación política en el ámbito digital”. La Habana, 29 y 30 de noviembre de 2011.


Delegados procedentes de Argentina, Brasil, Canadá, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Italia, México, Nicaragua, Palestina y Venezuela, participantes en el Taller Internacional “Medios alternativos y redes sociales, nuevos escenarios de la comunicación política en el ámbito digital”, efectuado en La Habana, Cuba, los días 29 y 30 de noviembre de 2011, consideraron necesario:

 1. Crear un directorio de contactos con los participantes del evento, que permita concertarnos en tiempo real para enfrentar los ataques contra nuestros países, alertarnos sobre diferentes temas y colocar nuestros mensajes. Este directorio se les enviara vía correo electrónico. (ventanapolitica@yahoo.es)

 2. Articular una red de colaboración, empezando por los participantes en este taller internacional, que permita socializar contenidos, información, contactos y experiencias, para el trabajo con las plataformas y herramientas de Internet; sobre la base de una definida estrategia política. Su expresión en la web puede ser el blog www.ventanapolitica.wordpress.com


3. Trabajar sinérgicamente de conjunto en momentos de campaña.

4. Generar acciones que potencien la permanente actualización y capacitación en el uso efectivo de las nuevas tecnologías en el marco de la hipermedia, apoyados en la conformación de equipos multidisciplinarios de trabajo y el empleo de servicios y herramientas online como videoconferencias, cursos en línea, entre otros.

 5. Crear un grupo multidisciplinario, integrado también por técnicos, que permitan asesorar todas las propuestas que emanen de la red que articulemos.

6. Apoyar la reedición de eventos como el Encuentro de Blogueros del Mundo o este Taller de Medios Alternativos y Redes Sociales.

 7. Promover la creación de contenidos de calidad, que nos permitan superar nuestras carencias en materia de desarrollo tecnológico.

8. Apoyar la incorporación a la red de las más jóvenes generaciones y transformarlos en fuerzas activas progresistas en estas nuevas plataformas.

9. Trabajar conjuntamente en el diseño de proyectos comunicacionales hacia las redes sociales y otros medios, que contemplen la diversidad temática, de medios y canales, así como los distintos destinatarios.

10. Intensificar el trabajo y la investigación, en aras de diseñar y crear alternativas propias (dígase plataformas, soportes, e incluso servicios de seguridad informática), que nos permitan independencia tecnológica de los emporios de producción capitalistas.

11. Expresar nuestra solidaridad y apoyo con el diario "La Jornada", publicación que ha sido difamada por la revista Letras Libres, que sin argumentos ni pruebas, acusó de ser cómplice del terrorismo a esa prestigiosa publicación mexicana. [Ver La Pupila Insomne


 12. El tema de los Cinco cubanos condenados injustamente en Estados Unidos, debe ser un eje de combate permanente. Y será eficiente siempre que tomemos conciencia de que cada uno de nosotros podemos estar en su lugar. Cada cubano puede ser uno de los 5. Exigir el retorno de los 5 héroes cubanos a su patria. Enviar un mensaje en twitter diariamente a favor de la liberación de los 5. Crear y utilizar los siguientes hashtag #FreetheFive #Liberenlos5ya, #LosCinco, #TheFive.

 13. Convertir las intervenciones de Aylí, Rosa Aurora y Olguita en un grupo de twits que sean socializados de inmediato.

14. Explorar con las respectivas entidades gubernamentales responsables la conveniencia de que los mecanismos de integración que existen o nacen ahora en América Latina y el Caribe den prioridad al tema de la Comunicación y de forma especial a los medios alternativos y redes sociales, para la difusión de la nueva realidad de nuestra área geográfica.

Tomado de Ventana Política

Mención especial al tema de los Cinco en el Taller Internacional sobre los medios alternativos y las redes sociales

Dos de los catorce puntos de la Declaración final del evento, se han dedicado a  nuestros 5 hermanos:

  • El tema de los Cinco cubanos condenados injustamente en Estados Unidos, debe ser un eje de combate permanente. Y será eficiente siempre que tomemos conciencia de que cada uno de nosotros podemos estar en su lugar. Cada cubano puede ser uno de los 5. Exigir el retorno de los 5 héroes cubanos a su patria. Enviar un mensaje en twitter diariamente a favor de la liberación de los 5. Crear y utilizar los siguientes hastag #FreetheFive #Liberenlos5ya, #LosCinco, #TheFive.
  •  Convertir las intervenciones de Aylí, Rosa Aurora y Olguita en un grupo de twits que sean socializados de inmediato.
A continuación, las informaciones de lo sucedido en el taller relacionado con nuestros 5 hermanos; ya hemos difundido recientemente la participación de Aylí:

Mención especial al tema de los Cinco en el Taller Internacional sobre los medios alternativos y las redes sociales

CUBA, 30 de noviembre de 2011. Los retos para Cuba y el Tercer Mundo ante los nuevos escenarios de la comunicación digital, es el tema que centra el análisis vespertino del Taller Internacional sobre los medios alternativos y las redes sociales, que sesiona desde ayer en el Palacio de las Convenciones de La Habana.

De manera especial, el panel contó con la presencia del Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrila, quien abordó temas cruciales de esta batalla estratégica en las redes sociales y familiares de los Cinco Héroes cubanos que cumplen condena en los EE.UU., quienes destacaron el silencio de los emporios internacionales de la comunicación ante el caso, y denunciaron los habituales ataques cibernéticos que sufren los sitios alternativos que ofrecen información sobre este tema.

El evento, que concluye en la tarde de este miércoles, adoptará una Declaración de solidaridad con el diario mexicano ¨La Jornada¨, ante la injusta acusación realizada a esta publicación, de supuestos vínculos con el terrorismo. (Cubaminrex)

De Ventana Política

Destacan poder de los medios alternativos en la denuncia del caso de los Cinco

CUBA, 30 de noviembre de 2011. Un llamado a la solidaridad mundial realizó Olga Salanueva, esposa de René González, ante los participantes del Taller Internacional sobre los medios alternativos y las redes sociales, a quienes convocó a utilizar estos espacios para amplificar la denuncia de Cuba, sobre las injustas condenas que cumplen los Cinco en los EE.UU.

Detalles de las irregularidades y distorsiones que rodearon el proceso judicial de René González, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, este último sentenciado a dos cadenas perpetuas, centró la atención de los asistentes, a quienes se les ofreció además, una actualización del tema.

Los grandes medios internacionales, afirmó Salanueva, no darán espacio jamás a la denuncia de Cuba, pero tenemos las redes sociales y los medios alternativos para ello, y solo con el apoyo de la solidaridad mundial, podremos conseguir que nuestros familiares regresen a su patria.

El Taller Internacional, que cierra sus puertas en la tarde de este miércoles, incluirá en su Declaración final una mención de apoyo a la causa de los Cinco, en particular, el compromiso de los asistentes de contribuir a romper el muro de silencio levantado por los grandes poderes mediáticos internacionales. (Cubaminrex)

De Ventana Política

Ocupemos los medios ya: Intervenciones de Raúl Garcés, Karen Lee Wald y Aylí Labañino

Taller Medios alternativos y redes sociales: Ocupemos los medios ya (Gracias al bloqueo, el video continúa pendiente)



Altamiro Borges, de Brasil (a la derecha), y Raúl Garcés, de Cuba, en el panel "Incidencia de los medios alternativos y las redes sociales en la opinión pública y en el hacer de la política internacional", del Taller "Los medios alternativos y las redes sociales"

Hace poco más de una década Noam Chomsky, en uno de sus textos, resumió la democracia liberal en pocas palabras: "debates triviales sobre asuntos secundarios a cargo de partidos que fundamentalmente persiguen las mismas políticas favorables al capital, pese a las diferencias formales y las polémicas electorales. La democracia es permisible mientras el control del capital quede excluido de las deliberaciones populares y de los cambios, es decir, mientras no sea una democracia”.

Ya sé que cualquier definición de democracia liberal es mucho más que lo propuesto por Chomsky, pero traigo la frase a colación porque, probablemente, la entendamos mejor por estos días, cuando los ocupas de Wall Street son brutalmente reprimidos, cuando los libros acumulados en una biblioteca de ese movimiento son destrozados y desaparecidos, cuando Angela Davies tiene que recurrir a los llamados “micrófonos humanos” para hablar frente a los ocupas, en medio de la férrea censura a los altoparlantes que han impuesto las autoridades.

Son apenas evidencias muy elocuentes de que el capital trasnacional no está dispuesto a ceder un ápice de poder y que, frente a sus ojos, parecerán locuras las propuestas que Michael Moore acaba de hacer como un tentativo programa político para el movimiento de los Ocupas: “debemos aprobar tres enmiendas constitucionales -ha dicho Moore-: quitar las contribuciones a las campañas electorales, anteponer los intereses del público a los intereses de las corporaciones, y que todos los estadounidenses tengan derecho al empleo, al cuidado de la salud, a una educación gratuita y completa, a respirar aire puro, a tomar agua limpia y a comer alimentos saludables y a que los traten con dignidad y respeto en la vejez”. En otras palabras: Michael Moore quiere exterminar el capitalismo norteamericano y eso, de seguro, no se lo van a permitir.

Pero, ¿a qué viene todo esto? ¿Por qué empezar por Wall Street para terminar hablando de medios alternativos y opinión pública? En principio, porque tomando como objeto de estudio el movimiento de los ocupas descubriremos algunas claves esenciales para enfrentar con éxito la comunicación alternativa. Preguntémonos, por ejemplo, por qué en apenas ocho semanas han logrado tanto en materia de visibilidad (se ha extendido a decenas de ciudades en Estados Unidos, en Europa).

La respuesta, obviamente, no es solo, y tal vez ni siquiera esencialmente, comunicativa. Los ocupas interpretaron el malestar histórico de una sociedad, afectada por los impactos de una crisis económica, estremecida por el desempleo, por los recortes fiscales, por las políticas de ajuste y por la irresponsabilidad en el manejo de las cuestiones financieras por parte de las instituciones bancarias. Hablando en términos marxistas, estaban dadas las condiciones para que este movimiento irrumpiera y se expandiera vertiginosamente.

Pero, al mismo tiempo, no habría llegado tan lejos, al menos no tan rápido, sin un acompañamiento comunicacional suficientemente creativo y audaz. Su propio lema -somos el 99% frente al 1%- encierra el potencial inclusivo que no tuvieron antes -como lo hizo notar Angela Davies recientemente- los latinos, o los gays, o las mujeres, o los manifestantes antiguerra que se pronunciaron muchas veces en defensa de causas específicas, con públicos específicos, a través de métodos muy específicos.

Occupy Wall Street encarna una concepción reticular de la comunicación, que utiliza al mismo tiempo todos los soportes -los medios tradicionales, internet, las redes sociales, facebook, twitter, vocerías cara a cara, perifoneo, y apela a todos los formatos para conseguir su objetivo con un mensaje único. Han logrado “desde abajo”, en cierto sentido, lo mismo que el New York Times y los grandes medios consiguen “desde arriba” sistemáticamente: posicionar su mensaje globalmente a fuerza de repeticiones comunicativas -y activismo político, por supuesto-, desafiar la agenda tradicional de la prensa norteamericana -y de las élites políticas- y consolidar una creciente legitimidad a los ojos de la opinión pública de ese país, al punto que, según una reciente encuesta, más de la mitad de los estadounidenses dice ver en las preocupaciones de los ocupas, sus propias preocupaciones.

Se dice fácil, pero en la sociedad despolitizada en que vivimos, resulta una gran hazaña. Todd Gitlin, investigador norteamericano que por muchas décadas ha documentado cómo la prensa de su país demoniza simbólicamente a los movimientos antisistema, registró desde los años 60 cinco estrategias en función de lograr ese propósito por parte de los grandes medios: la trivialización ( o ridiculización de los objetivos del movimiento y del lenguaje de sus integrantes), el énfasis en el disenso interno, la marginación, el menosprecio de la efectividad del movimiento y la desestimación del número de participantes en las manifestaciones (es decir, contar de menos).

Con Occupy Wall Street la prensa norteamericana intentó hacer lo mismo, pero ha debido aceptar algunas capitulaciones por el camino. Ha sentido en su pellejo la represión contra los manifestantes, en la medida que los propios periodistas han sido también reprimidos. El activismo de los comunicadores alternativos ha significado un duro golpe para la credibilidad del discurso mediático dominante. Y, finalmente, secuestrar a estas alturas la voz de los ocupas implicaría silenciar a decenas de personalidades del arte, la cultura y el pensamiento solidarizados intensamente con esa causa.

Lo cierto es que la convocatoria para ser “ocupa” proviene de todas partes. Michael Moore la ha puesto en estos términos recientemente: “Forme parte de nosotros. Comparta sus ideas conmigo u online. “Incorpórese (o comience a organizar su movimiento local de Ocupación). Haga ruido. No es necesario instalarse con una carpa en el bajo Manhattan para ser un Ocupa. Usted lo es diciendo simplemente que lo es. Este movimiento no tiene líderes individuales ni portavoces, cada uno de los participantes es un líder en su barrio, en su escuela, en su lugar de trabajo. Cada uno de ustedes es un portavoz frente a quienes encuentre en su camino. No hay que pagar nada ni conseguir permisos para desarrollar una acción”.

En otras palabras: horizontalidad en el discurso, acceso a la participación a través de asambleas libres celebradas a nivel local y, por sobre todas las cosas, la intención de trascender el ámbito comunicativo para proponer un proyecto de transformación de la sociedad, que transforme también, durante el proceso, a los propios protagonistas del cambio.

Llegué, tal vez sin proponérmelo, a un concepto de comunicación alternativa. Y me alegra, porque puede que no podamos avanzar en este campo, si no partimos de conceptos claros. Salgamos a las calles de nuestras ciudades a preguntar por el significado de “lo alternativo” y encontraremos las respuestas más variopintas. Todo el mundo quiere ser alternativo, sin que muchos sepan con claridad de qué se trata. Lo alternativo implica una subversión del poder y, en el terreno que nos ocupa, una subversión de un tipo de poder que utiliza los símbolos, la información, el conocimiento, para perpetuar determinadas relaciones de dominación.

Comparto con Francisco Sierra la noción de capitalismo cognitivo para designar un modelo de integración mundial que condena la mayor parte de la producción cultural a las lógicas del capital globalizado. Y, al mismo tiempo, subrayo el hecho de que no es posible construir una alternatividad a ese poder si no desde la información, el conocimiento y la cultura.

Lo aterrizo más en el tema que nos ocupa: usted podrá tener un periódico comunitario, una radio universitaria, una biblioteca ambulante, 14 cuentas en facebook, 3 blogs y 5 twitter y no saber qué hacer con ellos. El dilema no es nuevo. Se parece mucho a lo que dijo una vez Henry David Thoreau: “estamos ansiosos por excavar un túnel a través del Atlántico, y acercar el viejo mundo al nuevo en unas semanas, pero luego la primera noticia que oirá la gran oreja estadounidense es que la princesa Adelaida tiene tosferina”.

Hoy todos los mundos se interconectan con asombrosa inmediatez. Por eso sabemos de las relaciones entre Shakira y Piqué, del homosexualismo de Ricky Martin y de las gripes pasajeras de Angelina Jolie. Y sabemos también, por supuesto, de cosas trascendentes, pero en todo caso el contraste nos confirma que las tecnologías por sí solas no son garantía del cambio social. Un rector de una Universidad británica nos recuerda un chiste típico del determinismo tecnológico: “señoras y señores -dice John Daniel- las nuevas tecnologías son la respuesta. Por favor, ¿Cuál era la pregunta?”

Pero como sabemos, las preguntas son muchas. ¿Qué usos les damos a las TICs y a los medios alternativos? ¿Seremos capaces de generar con ellos una contracultura? ¿Hasta dónde la comunicación puede ayudarnos -o hasta dónde no- a hacer emerger formas más democráticas de construcción de lo público y lo político? ¿Está preparada la sociedad contemporánea para lidiar con la noción de mediatización; es decir, con la centralidad de los medios de comunicación en la producción y distribución del conocimiento a escala masiva?

Vistas en profundidad, las interrogantes anteriores podrían asustar a cualquiera, tanto como el tema que da título a este panel. Hemos sido convocados a pensar las relaciones entre medios, política y opinión pública, justo cuando muchas evidencias apuntan a un universal desencanto con esos tres componentes de la democracia.

Un experimentado investigador de estos temas, el británico Jay blumler, afirma que, en materia de Comunicación Política, atravesamos una era de total descreimiento: en los partidos, vaciados ahora de contenido ideológico y atrapados por una lógica de marketing; en los gobernantes, más preocupados por enfrentarse a la política en la televisión que en la propia realidad; y en los medios, obcecados por desatar escándalos políticos que multipliquen sus ratings y les sirvan de imán a los anunciantes.

Es ese el contexto que explica la renuencia de los indignados en España para canalizar sus demandas a través de las organizaciones políticas tradicionales. O el escepticismo que los ocupas de Wall Street muestran hacia el bipartidismo norteamericano, tan parecido al bipartidismo británico, tan parecido al bipartidismo español. Mariano Rajoy acaba de provocar, como ha dicho recientemente un articulista, que millones de españoles votaran por su esclavitud, como si lo hicieran por su libertad. No hay opción: llámese PSOE o PP, nada salvará a España de un plan de ajuste impuesto por las cadenas del mercado.

¿Se puede hablar, en estas condiciones, de la posibilidad de una comunicación liberadora? ¿Pueden sobrevivir los medios alternativos sin que emerjan al mismo tiempo proyectos políticos alternativos? ¿Ocurrirá la democratización de la comunicación al margen de la democratización de la sociedad, como si los comunicadores viviéramos, dicho en palabras de Rosa María Alfaro, “en una isla feliz”?

Disponemos de múltiples experiencias en Latinoamérica y el mundo para demostrar justamente lo contrario. En apenas 12 años, por ejemplo, Venezuela logró expandir en miles sus medios comunitarios, creó una cadena de televisión con pretensiones de alcance mundial, lanzó un satélite para fomentar su independencia en el plano de las telecomunicaciones y fomentó un marco jurídico, como pocos países en Latinoamérica, para vigorizar las prácticas comunicativas locales.

La voluntad de generar un proyecto político desde abajo, modelado concretamente a través de la progresiva emergencia de un poder comunal, demandó, al mismo tiempo, el empoderamiento de los ninguneados y la democratización ineludible del espacio público. Quienes hemos visto Internet de banda ancha en las alturas del cerro más pobre de Caracas, o la organización de “mesas técnicas comunicativas” en los consejos comunales para visibilizar a los invisibles, o la emergencia de redes de comunicación espontáneas para desmontar las mentiras de los medios privados, creemos entender el significado de lo que Jesús Martín Barbero, y muchos otros, han sugerido con especial lucidez: “el tejido social de la democracia se construye comunicativamente”.

Claro que no siempre es posible tomar el cielo por asalto. Y algunos dirán -con razón- que la comunicación alternativa no puede quedarse cruzada de brazos mientras se concreta la Gran Revolución Social o se desmorona a pedazos el capitalismo. Entretanto, más nos vale suscribir una convicción de Umberto Eco, que bien pudiera ser una convicción compartida por todos nosotros: se puede hacer mucho daño al poder comunicativo dominante desde una sistemática y consistente guerra de guerrillas comunicacional.

¿Qué otra cosa sino eso han hecho los ocupas de Wall Street? ¿Pensaron que iban a llegar tan lejos cuando iniciaron su movimiento? ¿Cómo han logrado penetrar los muros de acero del New York Times y del Washington Post para presentarse incluso con legitimidad frente a los ojos de la opinión pública de su país?

Ya dije antes que la respuesta no es solo comunicativa, pero agregué que no puede desconocerse tampoco el alcance de la comunicación en dicho movimiento. Bastaría escuchar los lemas de los ocupas -lo mismo en los parques de Nueva York que en la Puerta del Sol de Madrid- para advertir un discurso a la ofensiva, que no se deja acorralar, que sugiere acción de solo pronunciarse: “Si no nos dejan soñar, no los dejaremos dormir”, “no somos antisistema, el sistema es anti-nosotros”, “si los de abajo se mueven, los de arriba se caen”.

Uno de los aprendizajes que podríamos obtener sin mucho esfuerzo es que, en el mundo contemporáneo, todo proyecto de subversión del poder tiene que agenciárselas para dejarse acompañar por una estrategia de subversión también en el terreno simbólico. Además de ocupar Wall Street, deberíamos probablemente intentar ocupar el New York Times, el Washington Post, El País, FOX News y tantas otras trasnacionales mediáticas. O gritamos desde el lunetario para que nos enfoque la luz, o seremos condenados de manera perpetua a la oscuridad.

Permítanme redondear lo dicho hasta aquí en unas pocas ideas que, a mi juicio, deberían servir de brújula a los medios alternativos en la construcción de nuevos espacios públicos y nuevos modos de hacer política:

1. Estamos abocados, probablemente como nunca antes, a estudiar y sistematizar cuanta experiencia de alternatividad exista. Pero si a la gran prensa no le interesa hablar de Occupy Wall Street, no nos hagamos muchas expectativas con las grandes universidades. Atrapadas en las lógicas del mercado, tampoco les seduce investigar la naturaleza de los movimientos antisistema, y menos sus prácticas comunicativas.

Dentro de un contexto donde importa más desarrollar habilidades que pensamiento, y mercancías que teoría, Occupy Wall Street seguramente se ve como el desafío loco de un puñado de locos en un mundo loco. Y eso -dirán los gurúes del academicismo- más vale excluirlo de las líneas de investigativas y de los planes de estudio de las facultades de comunicación.

Es una responsabilidad nuestra -esto es, de los medios alternativos y de los centros académicos alternativos al pensamiento liberal- desentrañar hasta sus esencias el movimiento de los Ocupas, identificar sus estrategias de mayor impacto e incorporarlas dentro de una praxis más general de la alternatividad.

2. Dotar de sentido a lo alternativo significa restaurarle plenamente su significado a la palabra deliberación. O, dicho de otra manera, fomentar una cultura deliberativa a todos los niveles, en todos los espacios, a través de todos los soportes y formatos. Y más ahora, cuando los tecnócratas financieros imponen sin deliberar a los gobernantes europeos, cuando un ministro griego pierde el puesto por intentar discutir con su pueblo sobre políticas de ajuste, cuando se declaran guerras en nombre de encuestas asombrosamente anti-deliberativas.

El poder simbólico trasnacional procesa las deliberaciones, las tritura y las devuelve convertidas en cuños, etiquetas y estereotipos. La gran estafa del capitalismo cognitivo consiste en usar el conocimiento para desinformarnos y para despojarnos de nuestra condición de ciudadanos.

Frente a tales escenarios, no queda otra opción que trascender a los medios y convertir la “alternatividad” en una filosofía de vida. Aprender a participar, saber dialogar, valerse de la comunicación para involucrarse y transformar activamente los espacios públicos. Si de mí dependiera, introduciría los principios de la Comunicación Alternativa desde los currículos de la enseñanza básica. ¿Acaso no lidian los niños con el bombardeo simbólico de los medios, de Internet, de las redes sociales? ¿Acaso no sería preferible desarrollar en ellos desde pequeños una cultura mediática con potencial liberador?

3. Lo alternativo tiene que trascender a los pequeños grupos, a los amigos, a lo comunitario entendido como espacio geográfico, para insertarse no sólo en prácticas, sino también en lógicas reticulares de la comunicación. El micrófono de una radio o la columna de un periódico local, no solo deberían servir para denunciar la falta de agua en un barrio, o el desfalco de una microempresa a sus trabajadores. A mi juicio, tienen que ser útiles también para la interconexión política de los individuos, para la reafirmación de sus identidades, para el ejercicio de una ciudadanía que se sirve de la comunicación como pasaporte hacia la construcción de lo público. Don´t hate the media, become the media (”no odien a los medios, conviértanse en los medios”)- reza la consigna de una red de medios alternativos que, sin decirlo, convoca a sus integrantes a apropiarse precisamente de una conciencia de alternatividad; es decir, a subvertirlo todo.

4. La alternatividad tiene que superar su tentación al espontaneísmo. No se puede, invocando la supuesta falta de capacitación de los comunicadores alternativos, despojar a la comunicación de su belleza, resultar aburrido o hacerse cómplice de un discurso soso. Si queremos desafiar las agendas de los grandes medios, si pretendemos subvertir los límites en que los poderosos encuadran el debate público, no queda otro remedio que ensayar audacias, osadías e, incluso, secuestrar códigos probadamente eficaces de la comunicación dominante para usarlos de modo liberador.

Arribo a mi punto de llegada ratificando una tesis que fue también mi punto de partida. La batalla en la que estamos enfrascados es esencialmente cultural. Y no enfrentarla desde la cultura representaría una actitud suicida. No hay alternativa, que no sea empoderar a los ciudadanos y convertirlos en gestores-hacedores-protagonistas de los medios. Es, más o menos, lo que dice José Ignacio López Vigil en una frase lapidaria, con la que termino:

“En los próximos años, podremos producir con calidad digital, con mil canales simultáneos, navegando en Internet a velocidad de la luz y corriendo por todas las autopistas de la información. Pero el desafío principal no se habrá logrado con esos adelantos técnicos […] la mayor originalidad del futuro será devolver los medios a la ciudadanía”.


*Intervención del Dr. Raúl Garcés, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, en el panel “Incidencia de los medios alternativos y las redes sociales en la opinión pública y en el hacer de la política internacional”, del Taller “Los medios alternativos y las redes sociales”, que sesiona hoy en el Palacio de las Convenciones de La Habana, Cuba.


Tomado de Cubadebate donde encontraran más fotos y el video...

Otras intervenciones en el taller

Karen Lee Wald, escritora, activista, educadora, durante más de treinta años ha explicado, defendido y enseñado a todos los que ha podido sobre la historia y la realidad de la Revolución en Cuba, donde tuvo dos hijos, uno de los cuales es médico en la isla. Karen es una de las más dedicadas observadoras de la sociedad cubana, su política y desarrollo. Sus textos sobre Cuba para los lectores norteamericanos han ayudado a "romper el bloqueo informativo" que separa la realidad cubana a partir de la descripción de los medios de comunicación distorsionada.


http://www.youtube.com/watch?v=eBbPg-3qOHY







Ayli Labañino Cardoso, hija de un primer matrimonio de Ramón Labañino, uno de nuestros 5 Héroes prisioneros en Estados Unidos:


http://www.youtube.com/watch?v=GYX026YN1GQ&feature=uploademail



“Es imprescindible una estrategia política en el ciberespacio”, afirma Canciller cubano


 
El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez en el Taller "Los Medios Alternativos y las Redes Sociales". A su lado, Ana Teresita González, vicecanciller.

El dilema mayor de nuestros días, como advirtió Fidel en el 2007, es en manos de quién quedarán las nuevas tecnologías y los recursos humanos, dijo Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, al intervenir en un encuentro con representantes de medios alternativos que está sesionando en La Habana.

El Canciller cubano asistió al Taller Taller “Los medios alternativos y las redes sociales” y contestó preguntas de los representantes de 12 países que asistieron a este encuentro, auspiciado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Isla. 
Rodríguez se preguntó para qué queremos ocupar la Web y habló de la “necesidad de tener una clara idea de qué es lo que queremos hacer, para qué queremos salir de la dictadura de Microsoft y Apple”.

Recordó que los medios jugaron un papel letal en Libia, y fueron decisivos en el desenlace de la guerra contra ese país, como arma contra la verdad. Allí se expresó la tendencia siempre clasista de este ámbito y sus vínculos con la industria militar.

El Canciller afirmó que es imprescindible una estrategia política en el ciberespacio, o de lo contrario no tendrá sentido ocupar la Web. “Es esencial que los movimientos de rebeldía tengan expresiones en el ciberespacio, y tengan expresión real, signifiquen una alternativa”, añadió.

Abogó por la crítica de las condiciones del enemigo en el ciberespacio, lo que demanda el conocimiento de ese espacio para sortear las reglas de quienes dominan la Web. “Un dilema esencial es el del derecho al acceso liberador del conocimiento, frente al control de la información, de los datos, y sus condicionamientos”, dijo.

“Pese al desorden mundial y a las crisis mundiales, asociados a los factores climáticos, energéticos y alimentario, el abataramiento de la tecnología nos asegura que estarán más al alcance de la gente, sin que signifique mayor democracia participativa frente a la banalización y la agresión cultural, fundamentalmente a través de la publicidad que trata a los seres humanos como meros consumidores”, comentó.

Estamos frente a la dicotomía entre el uso individual y social de la tecnología, frente a la dominación y la liberación, y siento que vivimos una oportunidad con estas tecnologías.

Reconoció como paradigmas en la web de las Reflexiones de Fidel y la estretagia del Presidente Hugo Chávez, con su cuenta @chavezcandanga en Twitter, con un resultado insólito. Señaló la trascendencia de conocer la experiencia, a su juicio admirable, que en materia de uso de las redes sociales ha logrado el movimiento de los Indignados en todo el mundo, y en particular Occupy Wall Street.

Comentó que Estados Unidos hoy habla tanto de avanzar con operaciones de cambio de régimen y de una acción internacional colectiva, implementando métodos y plataformas nuevas.

“La euforia con las redes sociales convive con el riesgo de las operaciones de cambio de regímenes, que ha aumentado, al igual que la amenaza a la paz. Pero estas condiciones peligrosas hacen necesario y urgente que nos apropiamos de estas plataformas”, aseguró el Canciller.

Se empieza a acumular en Cuba una experiencia en las redes ociales y el MINREX tiene conciencia de que es un instrumento inevitable. El Canciller aseguró que su Ministerio aboga no solo “por nuestra presencia en Twitter sino en otras redes, algo que en otros organismos también se articula. Tenemos que romper atavismos y timideces, y actuar con responsabilidad. Deberíamos hacerlo más rápido de cómo lo estamos haciendo.”

Aseguró que Cuba apuesta por el uso social, masivo, de la Internet, pero “no mediante el mercado por su carácter excluyente. Tenemos que tomar en cuenta de manera realista los elementos objetivos”, añadió.

El acceso de todos los cubanos, está sujeto a grandes inversiones que el país no está en condiciones hoy de financiar. Y añadió: “No se puede concebir la educación en Cuba sin el acceso a la tecnología y sin la igualdad de oportunidades, como capacidad de acceso a estos desarrollos desde la niñez.”

Tomado deCubadebate

Video en

La anfictionía

Por Freddy J. Melo


                                                                                         
Con la creación de la CELAC revive la esencia del Congreso Anfictiónico (nombre referente a la alianza de las ciudades griegas, tomado por el Libertador como metáfora de la unidad Nuestroamericana), celebrado en el Istmo de Panamá entre el 22 de junio y el 15 de julio de 1826, hace ciento ochenta y cinco años. Fue la expresión más cercana al desiderátum supremo del héroe y al mismo tiempo el inicio de su caída bajo la acción de los enemigos que históricamente sucedieron al dominio español.

Bolívar recogió en la convocatoria –en carta circular librada en Lima, el 7 de diciembre de 1824- el sueño de Miranda, de los otros grandes próceres y propio. Empezaba indicando que después de las luchas libradas en pro de la Independencia (no completada aún, pues faltaban dos días para el gran Ayacucho), “es tiempo ya de que los intereses y las relaciones que unen a las repúblicas americanas antes colonias españolas, tengan una base fundamental que eternice, si es posible, la duración de estos gobiernos”. Y se proponía forjar el “cuerpo anfictiónico” mediante una Asamblea de Plenipotenciarios, agentes de la unidad para todos los intereses comunes y decisiones públicas fundamentales.

Año y medio duró la preparación (que contemplaba, entre otros requerimientos, escoger el sitio, la aprobación de las respectivas autoridades invitadas, la afinación del temario y la designación de dos delegados por cada país); lapso suficiente para una organización cuidadosa, pero también para la maña e insidia de quienes no querían saber nada del proyecto y a la postre se salieron con la suya: la entente de las oligarquías emergentes –las cuales se sentían más seguras en una parcela a su medida– y el pre imperialismo en desarrollo, que estaba cazando el debilitamiento español para dar su zarpazo.

Los manejos de Santander, quien desvirtuaba el contenido del planteamiento bolivariano y por cuenta propia invitaba a los Estados Unidos (para el Libertador se trataba, no lo olvidemos, de las repúblicas “antes colonias españolas”), se enlazaban con los del gigante norteño, cuya diplomacia trabajaba febrilmente y en precoz ejercicio de juego sucio para que todo fracasara. Querían ellos mantener la división, como lo había hecho España siguiendo la receta de Roma, para reinar en lugar suyo en virtud del “destino manifiesto”. Señalaban que no había ninguna amenaza exterior verdadera y que cada país debía emplear sus recursos solamente en su fomento interno, y acusaban a Bolívar de loco, buscador de poder, usurpador,  dictador y peligroso enemigo futuro (cualquier parecido con situaciones de hoy no es una simple coincidencia).

La acción del incipiente imperio influyó sin duda en la inasistencia, con diversos pretextos, de importantes países. Acudieron nada más Perú, Colombia, México y Centroamérica, e Inglaterra y Holanda como observadores. EE.UU. llegó tarde, su participación había sido por detrás. El Congreso aprobó un acuerdo de Unión, Liga y Confederación y dos tratados complementarios, que debían ser sancionados por los gobiernos y congresos respectivos e intercambiados en la siguiente reunión a celebrarse en Tacubaya, México. En esta ciudad sólo fue posible realizar una sesión, el 9 de octubre de 1828, pues los documentos no fueron aprobados por los gobiernos y tuvieron que ser declarados “inoperantes”. El sueño se extinguió allí, no había llegado aún “el gran día”.

El Libertador siguió insistiendo, tratando de crear la Confederación de Los Andes entre Colombia (la grande), Perú y Bolivia, pero tampoco cuajó. Eminentes discípulos suyos también lo intentaron en vano. Se necesitarían dieciocho décadas largas de espera para que la inmortal idea deviniera, por fin, fuerza material en el corazón, la conciencia y las manos de nuestros pueblos, en los cuales está de nuevo Bolívar redivivo. ¡Y bien despierto!

La creación de la CELAC, la anfictionía recuperada bajo la impronta de la Revolución Bolivariana, constituye hoy una fiesta para el espíritu de toda persona bien nacida entre los lindes del Río Bravo y el Cabo de Hornos.

Enviado por su autor para Cubacoraje
Imagen agregada RCBáez

Percy Alvarado insiste en la necesidad de concertarnos en Internet

Así se define Percy Alvarado

"Soy un guatemalteco que arribó a Cuba en 1960 justo recién iniciada la Revolución y como un cubano mas asumí el papel de colaborador secreto de los órganos de la Seguridad del Estado durante 22 años. Este trabajo anónimo me permitió servir en un lugar privilegiado a la Revolución Cubana, porque es donde precisamente estaba el mayor sacrificio. Parafraseando a uno de los combatientes antiterroristas cubanos prisioneros en Estados Unidos, Gerardo Hernández, me digo muchas veces, qué lástima no tener mil vidas para pagarle a Cuba lo que ha hecho por nuestro pueblo".

Hoy nos habla sobre la necesidad de concertarnos en Internet:



http://www.youtube.com/watch?v=doBOH1BbxyE&feature=uploademail

CELAC: se está en un alba y como en los umbrales de una vida luminosa

Por Wilkie Delgado Correa



La constitución de la Comunidad Latinoamericana y Caribeña (CELAC), del 2 al 3 de diciembre en Caracas, marca un hito histórica en el largo proceso de la búsqueda de una unidad salvadora para los pueblos integrantes de Nuestra América, tal como la denominara José Martí.

La espada victoriosa y las ideas políticas esclarecidas de Simón Bolívar trataron de conformar, como sueño y realidad, la unión de los países liberados del imperio español, y que por una serie de factores internos y externos al conjunto de nuestros países, sólo en este momento preciso, en el bicentenario de los acontecimientos independentistas fundadores, se concretará este destino mejor. Aquel proceso histórico natural tuvo un retardo nefasto, a consecuencia de la acción divisionista de caudillos y políticos entreguistas a intereses foráneos y, muy especialmente, por la influencia y la política avasalladoramente injerencista de los Estados Unidos.

Y es que desde Venezuela, cuna de nuestra América, como la calificara José Martí, tiene que hacerse realidad ahora su sentencia de que “La América ha de promover todo lo que acerque a los pueblos, y de abominar todo lo que los aparte”. Y nuestras naciones “estarán mejor como amigas naturales sobre bases libres, que como coro sujeto a un pueblo de intereses distintos, composición híbrida y problemas pavorosos, resuelto a entrar, antes de tener arreglada la casa, en desafío arrogante, y acaso pueril, con el mundo”.

La frase martiana que da título a este artículo, fue expresada como un vaticinio en 1883, al señalar que lo que acontecía entonces como embrión y atisbo, y hoy es un acto en un cuerpo maduro,  “[...] no puede verse como un hecho aislado, sino como una enérgica, madura y casi simultánea decisión de entrar de una vez con brío en este magnífico concierto de pueblos triunfantes y trabajadores [...]”

Parangonando al Maestro en su sentido de concebir la unidad en su artículo “el Agrupamiento de los pueblos de América”, expresado en su lenguaje, cabe enfatizar que “es necesario ir acercando lo que ha de acabar por estar junto. Si no, crecerán odios; se estará sin defensa apropiada para los colosales peligros, y se vivirá en perpetua e infame batalla entre hermanos por apetitos de tierras.”

En síntesis, juntarse en esta hora del siglo XXI, amarse con sentimiento entrañable, defenderse de colosales peligros y enemigos y vivir en permanente lucha para extender la solidaridad y la generosidad hasta el último y más olvidado palmo de nuestras tierras.

Cuando se adopte la Carta constitutiva de la CELAC, los pueblos de América Latina y el Caribe habrán declarado, en cierta forma, una declaración de independencia colectiva frente a todo poder extranjero y de principios políticos amplios que les servirá de escudo protector en este mundo contemporáneo donde las grandes potencias y las poderosas coaliciones regionales pretenden imponerse por medios financieros, económicos, políticos, culturales y militares.

Esperamos que, con las experiencias acumuladas y la voluntad de nuestros gobiernos y pueblos, empecemos a construir un futuro que permita, a pesar de desarrollos desiguales y diferencias diversas, traspasar el estadio inicial de la fundación de una organización promisoria y viable, y empiecen a concretarse los sueños y propuestas de los patriotas de ayer y de hoy, de manera que el futuro se caracterice por mayor libertad y justicia social, mayor democracia y desarrollo, mayor bienestar y felicidad, mayor independencia y paz.

Enviado por su autor para Cuba coraje

TORTURADORES ALIVIADOS: NEM MESMO AÇÕES CIVIS OS AMEAÇAM

Não sou adivinho, nem escrevo com base em  chutes, desejos pessoais ou hipóteses improváveis.

Quando aponto a meus leitores o cenário que provavelmente prevalecerá adiante, raciocino exatamente como o enxadrista que sou: de várias evoluções possíveis da situação presente, elejo a que mais se adequa à correlação de forças e às características dos grupos e indivíduos que tomarão as decisões.

Então, quem se der ao trabalho de reler os artigos sobre o Caso Battisti, verificará que as minhas principais previsões viraram realidade.

Quando alguns companheiros se desesperaram com a tendenciosidade do presidente do Supremo Tribunal Federal e do outro ultradireitista que ele escolheu para relatar o processo, sugerindo o lançamento de uma campanha pública para pressionar o então presidente Luiz Inácio Lula da Silva a libertar imediatamente o escritor (o que implicaria passar por cima do STF), rechacei de imediato a proposta e recomendei aos outros líderes do movimento que manifestassem inequivocamente sua desaprovação. Deu certo.

Tendo acompanhado a trajetória de Lula desde o sindicalismo, eu tinha certeza absoluta de que ele jamais confrontaria o STF. Então, pedir o impossível nos atrapalharia na conquista do possível, seja por ensejar antipatias contra nós dentro do Governo e do PT, seja por dar a nossos inimigos a possibilidade de alegarem que temíamos a decisão do Supremo e dela estávamos tentando fugir.

Depois, com esforços titânicos, conseguimos deter a escalada de arbitrariedades de Gilmar Mendes e Cezar Peluso. Eles já haviam induzido três dos seus colegas a revogarem na prática a Lei do Refúgio, usurpando prerrogativa do Congresso Nacional; e a cassarem uma decisão legítima do ministro da Justiça, usurpando prerrogativa do Executivo.

A terceira usurpação concretizaria a infâmia: eles tentaram tornar definitiva a decisão do STF, apropriando-se também de uma prerrogativa do presidente da República, qual seja a de dar a última palavra nesses casos.

Agressão tão extrema às tradições seculares do Direito não seria tão facilmente aceita: o mais legalista dos ministros que Mendes e Peluso estavam arrastando na sua  brietzkrieg  não os acompanhou na consumação do estupro de leis e jurisprudências. Ganhamos a parada.

No mesmo dia escrevi que, tendo o STF depositado nas suas mãos o destino de Battisti, Lula jamais o entregaria aos inquisidores italianos.

Anunciada a decisão presidencial, foi também no mesmo dia que antecipei: Peluso e Mendes ainda esperneariam um pouco antes de reconhecerem a derrota, mas não havia como o Supremo renegar o que ele próprio estabelecera. Dito e feito.

Mas, claro, como revolucionário eu preferiria mil vezes que tivéssemos força política suficiente para impor a libertação imediata de Battisti, encurtando sua agonia. Infelizmente, não a tínhamos.

AS MIRAGENS E O PRÊMIO DE CONSOLAÇÃO

 Da mesma forma, o caminho para a punição dos torturadores dos anos de chumbo passava obrigatoriamente pela revogação da anistia preventiva que os déspotas concederam a si e a seus esbirros em 1979.

Quando o Governo Lula se curvou às pressões militares em 2008, posicionando-se pela manutenção da  pax  do ditador Figueiredo, intuí que a parada estava perdida e passei a conclamar os companheiros a lutarem pelo que ainda tínhamos chance de conseguir: um veredicto final do Estado brasileiro repudiando a usurpação de poder e estabelecendo a responsabilidade dos envolvidos no festival de horrores subsequente.

Tarso Genro e Paulo Vannuchi, logo após serem derrotados na refrega ministerial pela corrente encabeçada por Nelson Jobim, indicaram aos cidadãos inconformados com a capitulação do Governo o caminho dos tribunais.

Avaliei que os torturadores não corriam maiores riscos, pois nossa Justiça é tão lenta e faculta tantas manobras protelatórias que todos eles estariam mortos bem antes de a primeira sentença chegar à fase de execução.

Quanto à condenação em si, ao menos para efeito moral, dependeria do posicionamento do Governo Lula. Resolvi tudo fazer para evitar que continuasse alinhado com a impunidade, embora intimamente estivesse cético.

Quando os advogados de torturadores pediram o primeiro pronunciamento da Advocacia Geral da União, escrevi vários artigos sobre o absurdo que seria coonestar uma anistia imposta pelos vencedores aos vencidos em plena ditadura e mediante chantagem (a moeda de troca foi a libertação dos companheiros ainda presos e a permissão de volta dos exilados).

Não adiantou: a AGU passou a sempre informar aos juízes que considerava válida a anistia de 1979.

A pusilaminidade do Governo Federal e a omissão do Congresso Nacional deixaram o terceiro Poder de mãos livres para detonar definitivamente qualquer possibilidade de verdadeira justiça.

E o STF não se fez de rogado, produzindo em 2010 uma de suas decisões mais escandalosas e estapafúrdias de todos os tempos. Por ela, bastaria os nazistas terem previamente anistiado os próprios crimes para não existir tribunal de Nuremberg.

Extinta de vez a possibilidade de se responsabilizar criminalmente os torturadores --só ingênuos acalentam a esperança de que seja acatada a decisão do tribunal da OEA, não percebendo que a própria instituição da Comissão da Verdade está servindo como um prêmio de consolação neste sentido--, restaram as ações civis, por meio das quais os algozes poderiam ser declarados torturadores, ter sua pensão cortada ou pagar a conta dos prejuízos por eles causados à União, obrigada a indenizar suas vítimas.

É mais um oásis que evapora ao nos aproximarmos dele: o Tribunal Regional Federal da 3ª Região (São Paulo) acaba de decidir que os militares acusados de torturar presos políticos no DOI-Codi paulista durante a ditadura não podem mais ser condenados porque seus crimes já prescreveram.

Ao julgar o caso, a 6ª Turma do TRF respaldou-se na decisão do STF de manter a validade da Lei de Anistia.

Alguém duvida de que será este também o entendimento das instâncias superiores?

Resumo da opereta: só nos resta lutarmos com todas as forças para que a Comissão da Verdade cumpra verdadeiramente seu papel, permitindo que a opinião pública e os pósteros adquiram pleno conhecimento das atrocidades do período, dos nomes de quem as cometeu e de quem as ordenou. 

Todo o resto parecia sólido, mas se desmanchou no ar.

De Gaulle pode não ter dito tal frase, mas ela continua sendo o melhor diagnóstico já feito sobre o Brasil: não é um país sério.

CELAC: Estamos construyendo el nuevo mundo

Por Aram Aharonian, Alainet

Hoy podemos estar orgullosos de nuestros avances. Hablo de nuestra América Latina y el Caribe, que surge con extraordinaria fortaleza para dar un pasito más -decisivo- en el camino de la integración y la unidad, de la naciente soberanía regional, conscientes de que seguramente Estados Unidos quiera sabotear también esta experiencia, como lo hizo con el Congreso Anfictiónico de Panamá.

Hablar de una Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe significa comenzar a asumir la soberanía regional, dejando de lado el “proteccionismo” de Estados Unidos y Canadá, conscientes de que las viejas recetas que nos impusieron desde hace 500 años solamente significaron dolor y penas para las grandes mayorías: exclusión social, pobreza, mientras los países centrales se quedaban con nuestros recursos naturales.

Bienvenida la CELAC, esta decisión de unirnos y buscar salidas conjuntas, aun cuando no todos los gobiernos de la región tienen el mismo signo ideológico y hay algunos que quieren seguir apostando a la dependencia imperial.

El establecimiento de un esquema de integración política, social, cultural y económica implica la fijación de mecanismos soberanos de autodeterminación en el uso de materias primas y recursos naturales (el mayor reservorio de agua), que incidiría directamente en la reversión del ejercicio de control y dominio que EEUU ejerce aún en nuestros territorios.

Comenzamos a vernos con nuestros propios ojos y no, como lo hicimos durante cinco siglos y pico, con ojos de extranjeros. Vernos con nuestros propios ojos significa recuperar nuestra memoria y buscar cómo satisfacer las necesidades de nuestros compatriotas antes que las exigencias de los organismos internacionales. Pueblo que no sabe de dónde viene no puede saber a dónde va y, entonces, el destino siempre se lo imponían desde afuera.

Es un largo camino éste, el de entender que integración no significa solo intercam bio comercial o negociación de aranceles. Y quizá el puntapié inicial se dio en Mar del Plata en 2005, cuando los latinoamericanos dijimos NO al ALCA. Claro, que antes los movimientos sociales lograron llevar al gobierno (y algunos incluso al poder) a gobernantes comprometidos con sus pueblos y no con los bancos acreedores ni con las recetas –tantas veces causantes de hemorragias- de los organismos internacionales.

Es un largo camino que comienza asumiendo un cambio histórico: pasamos de la etapa de la resistencia a la etapa de la construcción. Ya tenemos posgrados en denunciología y lamentos, ahora tenemos que crear, inventar, buscar los caminos para nuevas teorías, programas, planes, y nuevos caminos que redunden en sociedades más justas, más equitativas. Hace más de 500 años que pagamos los platos rotos del desastre capitalista.

Pero para eso debemos primero lograr la liberación. Y hablo de la liberación de los 1.400 centrímetros cúbicos de nuesros cerebro, conscientes de que tantos paradigmas que nos impusieron como verdades absolutas no son más que disparates para mantenernos divididos, sometidos. Comencemos por formatear nuestro propio disco duro.

Escribe el brillante académico francés Remy Herrera: La gravedad extrema de la crisis que golpea actualmente a Europa, especialmente a la zona euro, ante la elusión de las deudas llamadas “soberanas” de Grecia e Italia, entre otras, lleva a plantearnos la pregunta: ¿no tienen acaso los pueblos europeos lecciones que obtener de las experiencias vividas por ciertos países del Sur, provenientes de las estrategias anticrisis que se han adoptado allí?

Y es que, hasta ahora, son las recetas del Norte, supuestamente de validez universal, las que fueron administradas habitualmente en las economías del Sur –aun cuando les haya convenido sólo muy raramente–. Pero esos tiempos ya cambiaron, señala.

Las soluciones neoliberales de austeridad generalizada y de desmantelamiento de los servicios públicos hoy propuestas (o más bien impuestas) para intentar salvar al capitalismo en crisis y reactivar el crecimiento, son absurdas; constituyen el medio más seguro de agravar aún más esta crisis y para precipitar con mayor rapidez al sistema hacia el precipicio.

Sin ningún tapujo lo dijeron las presidentas sudamericanas: la argentina Cristina Fernández de Kirchner en el Grupo de los 20 y la brasileña Dilma Roussef cuando ejemplificó que “en Brasil tenemos empleo cuando en Europa crece el desempleo: no vamos a permitir que se exporten empleos a otros países”, tras señalar que Brasil ya no recibe instrucciones sobre política económica de organismos internacionales.

Hoy nuestra región es el único espacio en el mundo que ha resistido a la crisis económica mundial del capitalismo, que ha logrado el mayor activismo global anticapitalista y antiimperialista, con los “indignados” de más de 75 países, entre ellos Chile y Colombia, que aún siguen el libreto neoliberal e imperial.

Muchos alertan desde ya que la CELAC, es y será un objetivo militar de los Estados Unidos, considerando que Obama (en vísperas de su intento de reelección), no querrá ser apuntado como el Presidente que dejó perder su patio trasero.

No todos bailan al mismo ritmo, es cierto. Cinco de los 33 países -Panamá, México, Chile, Colombia y Costa Rica- tienen gobiernos que siguen atados umbilicalmente a Washington. Por eso, será también un foro para el debate de ideas, para la exposición de consensos y de discrepancias. Durante cinco siglos nos dividieron para dominarnos. Es hora de buscar el destino común.

Hay que comenzar por definir qué se quiere con la CELAC. El presidente ecuatoriano Rafael Correa tiró en la mesa sus barajas, debe ser un foro para resolución de conflictos regionales que reemplace a la OEA, porque ya sabemos que no lo van a resolver ni el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y mucho menos otras instancias.

Los países de la CELAC hoy en día sumados, representan 6,3 billones de dólares de su Producto Interno Bruto (PIB), lo que la convertiría en la tercera potencia mundial económica, la principal reserva petrolera (aproximadamente 338.000 millones de barriles de petróleo), la tercera productora de energía eléctrica y la principal economía productora de alimentos, siendo las cuatro principales economías dentro de la CELAC las de Brasil, México, Argentina y Venezuela.

UNASUR avanza en la arquitectura financiera

El Consejo Suramericano de Economía y Finanzas de la UNASUR delineó el documento que contempla avanzar en los posibles mecanismos financieros para sustituir al dólar como moneda de pago (experiencia que ya se realiza entre Argentina y Brasil, y entre los países del ALBA con el Sucre) y un plan de infraestructura conjunto como herramientas para afrontar los efectos de la crisis financiera internacional.

Asimismo, se adelantaron propuestas concretas con el fin de fomentar el comercio intrarregional que incorporan valor agregado y consecuentemente empleo y bienestar para los pueblos de la región.

Se adelantaron 31 proyectos que demandarían una inversión de 16.000 millones de dólares. También forma parte del temario la coordinación en el uso de reservas y la puesta en funcionamiento del Banco del Sur, que podrá estar operativo una vez que el Parlamento uruguayo apruebe el documento constitutivo de la entidad, previsto para antes de fin de año según el presidente José Mujica.

“América latina vive un renacimiento político, económico y cultural sin precedentes. Sudamérica se presenta hoy como un ejemplo al mundo”, sostuvo la colombiana María Emma Mejía, secretaria general de la UNASUR, quien reemplazó en ese cargo al ex presidente argentino Néstor Kirchner.

La coordinación de políticas económicas entre los miembros de la UNASUR forma parte de la estrategia regional para hacer frente a la crisis internacional –con epicentro ahora en Europa– y delinear instrumentos de acción conjuntos para evitar cualquier embate económico.

“Es una muy buena señal para enfrentar la crisis sistémica del capitalismo del Norte y construir fórmulas de desarrollo económicas para la región. En esta época bicentenaria, estamos hablando de una nueva independencia”, dijo el canciller venezolano Nicolás Maduro.

Otro de los temas relevantes tiene que ver con la posibilidad de coordinar el uso de reservas a nivel regional, como fondo anticíclico, que alcanzarían la suma de 600.000 millones de dólares. El objetivo es contar con una herramienta que pueda dar auxilio a los países miembro en caso de “especulaciones financieras” en torno a sus monedas. “Existen tres posturas diferentes sobre la propuesta para coordinar el manejo de las reservas. Por lo tanto, este tema se mantendrá en el consejo técnico”, sostuvo el ministro argentino Amado Boudou, quien agregó que “es importante mostrar que en la región hay consensos para afrontar una crisis que tendrá impacto global”.

El otro instrumento del cual se habló es el Banco del Sur. Esta entidad ya fue aprobada por los Parlamentos de Argentina, Bolivia, Venezuela y Brasil. Uruguay es el país que está en pleno debate del proyecto. Una vez que se apruebe, la entidad regional contará con más del 60% de su capital constitutivo, por lo que podrá entrar en funciones. La iniciativa contempla la integración de un capital total de 20.000 millones de dólares.

Y discúlpeme, pero con estas noticias, mirando al mundo desde el balcón del Sur, me siento muy orgulloso de ser latinoamericano, de estar haciendo realidad la consigna de que otro mundo es posible... si trabajamos todos juntos, desde abajo.

Aram Aharonian es periodista y docente uruguayo-venezolano, director de la revista Question, fundador de Telesur, director del Observatorio Latinoamericano en Comunicación y Democracia (ULAC).

Fuente: http://alainet.org/active/51156

martes, 29 de noviembre de 2011

Embajador Cubano en Argentina en XI Encuentro de MAS Cuba

Discurso del Embajador Cubano en Argentina, Sr. Jorge Lamadrid Mascaró, al XI° Encuentro del M.A.S. Cuba en Posadas, Provincia de Misiones.



  Daba inicio el XI° Encuentro del Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba, en la ciudad Misionera de Posadas, entre los funcionarios presentes, se encontraba el Embajador de la República de Cuba en Argentina, quién es invitado a hablar ante los más de 200 delega
dos de 11 provincias, representando a 60 organizaciones políticas, sociales, estudian
tiles y de trabajadores presentes.

Luego de los saludos de rigor, Jorge Lamadrid Mascaró, con un tono afable, de esos que uno tiene para con su mejor amigo mientras le ceba un mate, fue desarrollando su exposición, recordando que la solidaridad con Cuba, se expresa concretamente en Argentina desde los años 60, cuando se hizo lo imposible para poder enviar desde aquí un tractor, la historia de la solidaridad con Cuba está pendiente de ser escrita, pero está viva.

Los temas pasaban, y su voz tomó firmeza, al decir que “las políticas de Derechos Humanos de las autoridades argentinas, manifiestan una profundidad que trascienden las fronteras de Argentina, es que en los casos de Crescencio Galañena Hernández y Jesús Cejas Arias, nuestros dos compañeros desaparecidos el 9 de agosto de 1976, por primera vez un tribunal NO CUBANO, el Tribunal Federal N° 1 de Buenos Aires, consideró culpables y sentenció a los responsables de la represión del centro clandestino de detención y torturas Automotores Orletti, ahí quedó establecido, en esa sentencia, que éstos dos queridos compañeros cubanos, fueron detenidos, torturados y desde allí fueron desaparecidos. Es la primera vez que un tribunal no cubano sentencia en firme un crimen terrorista del que han sido víctima ciudadanos cubanos”

En su alocución no podía dejar pasar por alto la tremenda agresión económica que significa el bloqueo por parte de los EEUU a la Isla, al decir “Este encuentro abordará temas medulares como la lucha contra el bloqueo genocida, que califica como un acto de genocidio, aunque se lo oculte como un embargo, embargo en castellano es retener, congelar, y de lo que se trata es de una persecución implacable que no tiene en cuenta fronteras, y acá en Argentina, se aplico la ley del bloqueo, como en otros cuatro países latinoamericanos en ésta última etapa, acciones de bancos en Brasil, Colombia, Perú y Panamá, negando servicios a clientes cubanos en aplicación de esa ley norteamericana, como se aplicó aquí cuando una compañía argentina, la Sky Cheff Argentina Inc., le negó el servicio de catering a la empresa de aviación de bandera: Cubana de Aviación, en junio de 2010. Un acto de aplicación extraterritorial, un acto de aplicación de la ley norteamericana en territorio argentino.”

Fiel a su metodología, expuso el tema internacional, donde en forma contundente afirmó que “El presidente Barack Obama es una marioneta en manos de aquellos que financian las campañas electorales, fundamentalmente del tenebroso complejo militar industrial que sigue fabricando guerras” y se pregunta “¿cuál será la próxima?, ¿un país latinoamericano?, como ya lo fueron en el inicio del siglo XXI tres países, Irak, Afganistán y Libia, ¿qué país será el próximo?

Y llega al tema puntual de la gran injusticia “el caso de los Cinco merece toda nuestra atención, la libertad de los Cinco  compañeros pasa por esa presión que Ustedes sistemáticamente ejercen y que el propio premio nobel de la paz Barack Obama tiene en sus manos para resolver, ejerciendo su facultad, y él puede, declarar nula la sentencia que injustamente cumplen los compañeros, porque el proceso judicial, de principio a final, está viciado”

Pero como cuando se habla de las relaciones de EEUU de Norteamérica y Cuba, no se puede dejar de hablar de cómo ejercen los yankees tamaña agresión sobre la indómita e indomable Isla Caribeña, allí Jorge Lamadrid se afirma como un gladiador, y la emprende contra los medios monopólicos al servicio del imperio “Es en el tema mediático donde se desarrolla la campaña más brutal contra Cuba” describiendo inmediatamente un artículo del diario que en la Argentina representa los intereses del Departamento de Estado Norteamericano y con gran dependencia, del o la, que ocupe el escritorio de embajador norteamericano en Argentina, el diario La Nación. “Es en el tema mediático donde se desarrolla la campaña más brutal contra Cuba, el diario La Nación nunca habló de los Cinco, pero si escribió en un editorial del año 2010, que Fidel Castro es igual que Adolf Hitler, porque era un excelente manipulador de masas, esa ofensa enorme que publicó ese periódico aquí en éste país, no puede pasar inadvertido para nosotros, es un ejemplo de burda manipulación mediática, acá en Argentina, no pueden mentir impunemente contra Cuba.

El tema Latinoamérica era infaltable en éste diálogo entre el representante de la Revolución y del Pueblo Cubano con éstos argentinos que dejan de lado sus diferencias políticas por el inclaudicable apoyo a Cuba, ese Faro de la Revolución Socialista en América y el Mundo que despierta tantas adhesiones, más aquí en la tierra misionera, a escasos 176 Kilómetros de Caraguate y en donde el Che Guevara pasara parte de su niñez, y fuera recientemente declarado municipio libre de analfabetismo gracias a los educadores de la misión cubana que aplicó el método alfabetizador “yo si puedo”, y Jorge Lamadrid le dio una firmeza extrema a sus palabras al afirmar que “otro tema importante es la integración, y es más que integración, es Unidad Latinoamericana y Caribeña, si hablamos de integración, quiere decir que estamos desintegrados, y NO, estamos más integrados que nunca, porque en ese camino estamos más cerca ahora que nunca antes, lo que nos hace falta es mantener esa unidad necesaria e indispensable entre nuestros países y autoridades y actuar de conjunto” “y algo elemental es que todo el mundo desde hace décadas se encuentra y nosotros, en el caso de Sudamérica, hemos encontrado ahora, y me incluyo porque a UNASUR lo sentimos como nuestro, a esta primera forma de integración que no tiene precedentes y ha demostrado capacidad de acción y respuestas ante crisis y agresiones directas que van al corazón mismo de ese proceso de acercamiento, en contra del cual está empeñado el vecino del Norte, porque las 40 bases militares que EEUU tiene en América Latina y el Caribe en éstos momentos, no son por gusto, y los oscuros y evidentes propósitos están muy claros” “éstas políticas nos tienen preparado más miseria, más hambre, más desunión, más neoliberalismo, porque esas mismas recetas, en plena crisis financiera mundial, son pura especulación financiera capitalista, por ahí no vamos a ninguna parte y por eso la importancia del Banco del Sud, y por eso saludamos que Argentina haya aprobado su incorporación al Banco del Sud, esas son las alternativas concretas que tenemos en la mano, y todo pasa por nuestra unidad”.

Luego de escuchar éste emotivo, claro y brillante mensaje, los delegados pasaron a debatir en comisiones, forjando como nunca los principios de solidaridad, unidad y fraternidad entre los pueblos de América Latina y el Caribe.