Convocatória aos PUEBLOS de NUESTRA AMERICA

miércoles, 22 de junio de 2011

El Ejército mexicano, un arma de EE.UU.

Por Gloria Analco

El ‘caso Hank Rhon’ ha puesto de cabeza a la clase política. Hay un gran desconcierto, más a causa de cómo sucedieron los hechos que por el hecho en sí mismo.
Siempre se cuela información, pero esta vez hasta las filtraciones parecen desmedidas.

Se sabe que algunos columnistas políticos son inducidos a escribir mordiendo el anzuelo de que son exclusivas, pero hasta esos mensajes, en este caso en particular, sólo han traído más incertidumbre.


Ya se había dicho que la sucesión presidencial en curso iba a ser la más complicada de todas, porque Estados Unidos quiere que todo permanezca inmutable en México.

Cambios verdaderos no están admitidos, tanto es así que Barack Obama, en aras de evitarlos, ya ha iniciado su cuarta guerra en Yemen, según revelaciones hechas por The New York Times, a lo cual ha llamado “el secreto mejor guardado del gobierno de Obama”.

Si las cosas se están poniendo tan violentas en África del norte, ¿por qué no pensar que EE.UU. también ha traído lo suyo a este país, aunque sea de otra manera? Hay indicios claros de que el proceso de militarización en México ha sido inducido desde EE.UU. bajo el pretexto del combate al narcotráfico, de la misma manera que lo hizo en Colombia, donde el Ejército ha llegado a ser la institución que para mantener el status quo “lo resuelve todo”. Multitud de tumbas así lo atestiguan.


Desde que el Ejército salió a las calles en México, más de 40 mil personas han muerto o desaparecido, y algunas de ellas identificadas como luchadores sociales.


Al final, hay que aceptar que es mejor dejar pasar la droga al otro lado, que enlutar los hogares mexicanos. Si no, que se lo pregunten a Javier Sicilia.


Hay que decir que entre los priistas ya había sonado la alarma, pues previamente a la detención de Hank, circularon versiones acerca de que ex gobernadores eran investigados por supuesta corrupción; se mencionaron los nombres de Arturo Montiel, Mario Marin, Eugenio Hernández Flores y Ulises Ruiz. De éste último se está esperando que sea indiciado pero de la mano de Gabino Cué.


Se quiere insertar en ese contexto, como parte de la lucha fraticida por la silla presidencial, la detención de Hank Rhon, con la intención de asociar la corrupción al priismo, lo cual sin duda, de conseguirlo, sería un golpe demoledor para las aspiraciones del PRI de regresar al poder.


También se atribuye su detención a las intenciones de Jorge Hank Rhon de ampliar su poder al estado de México, donde ofreció su respaldo político-estratégico-financiero a Eruviel Ávila, con todo y el traslado hacia esa entidad de hombres cercanos a él, integrados en una brigada.


Fue tan bienvenida su participación por parte de Eruviel que hasta crearon su firma de alianza y la registraron en el Internet en una página Web, en Twitter y en Facebook, sitios donde fue desactivada luego de que algunos columnistas mencionaron su existencia, pero que sin embargo Google sigue dando los avances.
1.    Eruviel Ávila Villegas7 Jun 2011 ... Eruviel Ávila Villegas - Baja California está contigo!eruvielbajacalifornia.com/ - En caché
2.    Parte al Estado de México la “Brigada de los 33” :: Eruviel Ávila ...24 May 2011 ... Eruviel Ávila Villegas - Baja California está contigo!www.eruvielbajacalifornia.com/portal/?p=66 - En caché
El punto neurálgico de la cuestión es la participación del Ejército en la aprehensión de Hank Rhon, siguiendo aparentemente una pista dentro de su tarea de perseguir al crimen organizado. O sea, hacer suponer que no hay implicaciones políticas, aunque haya sido horas antes del relanzamiento de la campaña de Luis Felipe Bravo Mena.

Pero nada de esto parece muy apuntalado como para explicar lo aparentemente desaseada que estuvo la detención de Hank Rhon.


Los métodos utilizados en su detención hacen pensar más bien que se trata de un ensayo para conocer la reacción de la sociedad mexicana, en su conjunto, sobre el nivel de aceptación que tiene la intervención militar para perseguir a personas sospechosas de ser parte del crimen organizado, ya sea para corregir algunos errores o establecer nuevos controles que permitan “institucionalizar” la intervención del Ejército en la vida pública.


EEUU quiere incrementar los alcances y prerrogativas del Ejército mexicano para que sea el encargado de proteger los intereses corporativos estadounidenses, con cargo al erario público de México, lo cual es la misma estrategia que está siguiendo en otros países, donde  gobiernos dictatoriales y autoritarios financian gran parte de la presencia estadounidense, a cambio de recibir “protección” –vía asesoría- para que las dinastías se eternicen en el poder y EE.UU. poder hincar el diente a sus recursos naturales. ¡Fabuloso!, ¿no?


Descargar texto según publicación en Libertas:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario